“The Witcher 2”. El juego con las mejores escenas de cama.

The Witcher 2 es la secuela del videojuego creado por la compañía polaca CD Projekt RED STUDIO, basado en la saga literaria creada por Andrzej Sapkowski y protagonizada por el brujo Geralt de Rivia.

Una vez había acabado de jugar “The Witcher“, y tras las buenos momentos que me había proporcionado, me dedique a esperar a que Steam lanzara alguna de sus flamantes ofertas para hacerme con su secuela “The Witcher 2: Assassins of kings”. No tardé mucho en hacerme con él a un precio que, según recuerdo, no llegaba ni a los 5€. Mientras descargaba el juego intentaba recordar todo lo que había leído sobre el juego por internet. Una cosa que me fascinaba era el hecho de poder cargar la partida guardada de la primera entrega, pues, según decía, las decisiones tomadas en “The Witcher” influirían en el desarrollo de la segunda parte.

Geralt de Rivia.

Controlando a Geralt de Rivia 2.0.

Bajado e instalado, me dispongo a ejecutar por primera vez el juego, y efectivamente, al iniciar una nueva partida me pregunta si quiero exportar mi fichero del primer juego. Así que acepto su propuesta, y mientras la máquina va creando para mi un nuevo mundo que explorar, mi mente me transporta a un flashbacks donde fui recordando en que estado estaba Geralt de Rivia cuando salve por última vez la partida en ” The Witcher”.

Recordaba perfectamente el cliffhanger de la primera parte: Geralt consigue parar los pies a un asesino de reyes que escondía su rotro, y tras darle muerte descubre que se trata de otro brujo. Una escena que te dejaba descolocado totalmente ya que los brujos, que son humanos modificados genéticamente, se dedican a vagar por el mundo cazando monstruos. ¿Qué había motivado que un brujo se dedicará a matar reyes?. Estaba claro por el título de esta secuela, “Assessins of Kings”, que durante la trama del juego que estaba cargando me darían más pistas sobre lo sucedido.

Pero argumento a parte, lo que me interesaba verdaderamente era ver si era cierto que mis decisiones anteriores iban a afectar al desarrollo de la secuela. En la primera entrega no identifique ramificaciones significativas que pudieran implicar diferentes destinos para mi personaje, pero recordaba un detalle de esos que me hicieron dudar en su momento de por cual decantarme. Estoy hablando de la relación amorosa de Geralt. En un momento del primer juego se me dio la oportunidad de, digamos lo seriamente, liarme con la maga Triss Merigold, o la que fue finalmente mi decisión, iniciar una relación con la joven y guapa Shani. Así qué allí estaba yo, esperando ver que me deparaba en esta nueva aventura.

Primeros frames en pantalla y mi sorpresa fue mayúscula. El avance del motor gráfico es espectacular con respecto al de la primera parte. Incluso en 2014 puedo decir que su parte gráfica supera con creces a muchos juegos actuales. El juego se lanzó en 2009 pero se puede jugar actualmente y disfrutar de él como sí se hubiese lanzado para las consolas next-gen.

Bueno, pues ahí estamos…¡Quieto parao! Escena de sexo en pantalla. Antes de seguir con mi experiencia del juego quisiera comentar un gran cambio con respecto con la anterior entrega. En “The Witcher” se nos presentaba en varias ocasiones la oportunidad de llevarnos a alguna fémina a la cama, con lo que se conseguíamos una bonita escena de fundido en negro, difuminado o giro brusco de la cámara. Nuestra recompensa por ese gran hito era una imagen, a modo de pin-up, de la chica en modo sugerente, la cual siempre se podía consultar desde la ficha del personaje. Pues bien, esta vez no se andan con chiquitas, y ya que es el juego es claramente de corte adulto, esas escenas han sido sustituidas por cinematecas, creadas con el motor del juego, en la que podemos ver a Geralt de Rivia mostrando a más de una mujer por dónde queda Cuenca….. a buen entendedor, pocas palabras bastan.

Empezar el juego y encontrarte con esto... Mola.

Empezar el juego y encontrarte con esto… Mola.

Aclarado el tema, volvemos a esa escena de cama inicial. Geralt está en la cama con… claramente tiene que ser Shani…. Oh Shani… realmente estoy enamorada de esa chica. Recuerdo aún cuando le di un anillo y le prometí mi amor… Pe…. pero si esa no es Shani, es Triss de Merigold. ¡¡¡QUE MIERDA ES ESTA!!!!. Señores, menudo cabreo cogí ¿No se suponía que había cargado mi antigua partida y eso influiría en el desarrollo del actual juego?.

Menuda estafa de juego. Decidido iba yo ahora mismo a los foro de CD projeckt a ponerlos a parir y a decirles que…. ¡¡¡JODER QUE TETAS!!!. Sí señores, que PECHOTES más perfectos tiene Triss, por no decir su trasero, su…. ¡¡¡HAY OMA!!!, como esta Triss de Merigold. Esa escena hace olvidarte del posible cabreo que puedas tener en ese momento, y te deja clavado al monitor durante esos breves instantes, mientras una sucesión de imágenes, sólo apto para mayores de esas, van desfilando por mi retina.

Triss Merigold ha conseguido ser conejita de Playboy.

Triss Merigold ha conseguido ser conejita de Playboy.

Una vez superada la cinemática inicial, salgo un momento del juego para investigar que sucedió con Shani. Según leo por los foros, y después confirmo mediante el diario de Geralt que hay dentro del juego, Shani y Geralt, después de un corto romance, cortaron peras. Una breve explicación que sirve tanto si en el anterior juego te decantasteis por una u otra chica. Menuda estafa. Así qué como me he vuelto a cabrear no queda otra…. Iniciando juego nuevamente para, esta vez si, quedarme con todos los detalles de la escena inicial.

Os aseguro que visto por segunda vez el cuerpo de Triss, dan ganas de rejugar el primer “The Witcher” y elegirla a ella como tu amante.

Y hasta aquí mi experiencia de los 30 primeros segundos de juego. Aunque ya que estamos metidos en materia os hablare un poco más del juego.

“The Witcher 2” sigue donde lo dejo su primera entrega, con Geralt y Triss haciendo de consejero del rey de Foltest. Empezamos el juego siendo interrogados como culpable de la muerte del rey. Mientras vamos relatando nuestra confesión, mediante flashbacks nos trasladamos a un campo de batalla y así aprender las mecánicas del juego, para finalmente presenciar la muerte del rey a manos de otro brujo. No explicare nada más para que disfrutéis de la buena historia del juego, que bien se merece que vayáis descubriendo por vosotros mismos.

Sobre las mecánicas de juego, comentar que Geralt sigue pudiendo hacer servir la alquimia para elaborar pociones que le ayuden en el combate, bombas explosivas e incluso venenos con las que untar en los filos de sus armas. Personalmente he notado que en el modo de dificultad medio, la alquimia, a diferencia de la primera parte, es casi innecesaria y es posible superar los desafíos sin ese extra de ayuda.

Otra cosa que han cambiado, facilitando la experiencia de juego para algunos, es el tema del conocimiento. En “The Witcher” si queríamos conocer a fondo un monstruo para sacar el mayor provecho de sus restros (para obtener materia prima para la alquimia o conseguir algún objeto de quest) teníamos que leer los libros sobre esa bestia en concreto. Estos libros los podías conseguir explorando o comprándolos en el mercado. Pues bien, ahora sólo hace falta matar muchas de estas bestias para obtener estos conocimientos. Es cierto que también existe la posibilidad de hacerlo mediante libros, pero si lo que te gusta es la exploración, al final te vas a topar con los enemigos necesarios como para saber todo sobre ellos sin tener que buscar los dichosos tomos.

Una factura gráfica digna de un gran juego.

Una factura gráfica digna de un gran juego.

El otro gran cambió lo apreciamos en el sistema de combate. Es cierto que el antiguo sistema de clickear en el momento adecuado para ejecutar un combo era de por sí muy monótono. Ahora tenemos control total sobre el combate, pudiendo atacar y esquivar como sí de un juego de acción se tratase. Seguimos ayudándonos de las magias que nos proporcionan las marcas que descubrimos en la primera parte, y que disponemos en esta secuela desde el principio. Y quizás, si eres un jugador experimentado como el que aquí suscribe, tu pericia como luchador y el uso de las marcas adecuadas, será lo que finalmente consiga que el pequeño extra que te proporciona la alquimia sea innecesaria. Mencion a parte merecen las odiosas, y que creo que están de más en un juego de rol como este,  “Quick time events” que te sacan por completo del combate, obligandote a estar pendiente de la dichosa combinacion de botoncitos que pulsar.

Sobre lo que había comentado anteriormente de las repercusiones de la partida del primer juego sobre las de éste, existen. Es cierto que lo de Shani me toco la moral, pero una vez avanzas el juego puedes encontrarte a personajes con los que hicisteis migas, o no, y el juego actuara en consecuencia. Pero esto no es lo más importante con respecto a la toma de decisiones y el transcurso del juego. Llegados a un punto de la trama, se nos obliga a decidir que camino, de dos totalmente opuestos, tomamos para seguir con nuestra aventura. Esto que sucede al final el primer arco de los tres que está compuesto el juego, marcará el resto de nuestra aventura. Las diferencias entre ambas opciones son abismales. Diferentes localizaciones, situaciones, aventuras,… Las diferencias son tan grandes entre ambas opciones que, segun he leido, los dos caminos solo comparten en común una quest opcional.

Pero ojo, que nuestras decisiones en el juego no solo marcara si hay o no sexo con alguna chica, hacer o no una quest, conseguir cierto objeto,… “The Witcher 2” va más allá y consigue que el mundo que nos rodea se vea afectado por todo lo que hacemos, consiguiendo todo ello que al rejugar el juego disfrutemos de una experiencia totalmente nueva. Para muestra el siguiente video donde podréis ver claramente de lo que os estoy hablando:

A parte de toda la genialidad del juego, tal como pudimos disfrutar en la primera entrega, aquí también podremos participar en los minijuegos de poker de dados y peleas de puños. Este último ha sido modificado de forma que para luchar tendremos que hacer uso de nuestra agilidad, ya que se trata de un sucesión de “Quick time events” que debemos ejecutar correctamente si queremos vencer a nuestro oponente. En cualquier caso, ambos juegos suponen un descanso divertido tras tantas horas de exploración.

En resumen, un juego muy bueno que te da muchas horas de aventuras y desafíos. Es cierto que no es tan largo como su primera parte, pero su rejugabilidad le da una vida extra que posiblemente no encontraréis en otros juegos de este estilo. “The Witcher 2” es un mut-have en toda regla.

¿Alguien necesita algún aliciente más para probar este juego?

¿Alguien necesita algún aliciente más para probar este juego?

Ashphilo

Padre, marido, hijo, nieto, asiduo lector, devorador de series, cinefilo, coleccionista de mis cosas, elfo de nivel 85,.... en resumen, yo.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *