Usagi Yojimbo de Stan Sakai

Hoy quiero daros a conocer a Usagi Yojimbo, el conejo samurai.

“¿Un conejo samurai?, estooo, repito ¿¡un conejo samurai!?!?, ¿será una broma no?, lo siguiente que es, ¿un tortuga ninja?, … …”

Eso pensé yo, o algo parecido la primera vez que vi a este personaje. Es curioso como funcionan los recuerdos, cuando estaba planeando esta entrada e hice memoria recordaba principios de los noventa, sin embargo, tirando de internet para comprobar fechas, veo que Usagi no empezó a editarse en nuestro país hasta 1998. ¿Sería un número americano?, tendré que preguntarlo. Pero a lo que vamos. Lo que sí recuerdo es estar en casa de un amigo, el típico que tenemos entre los comiqueros que en vez de coleccionar las series habituales, véase Spiderman, Vengadores, Capi, Thor, Excalibur,… compraba series que nadie más tenía, personajes raros o desconocidos en aquel momento.

Por ejemplo, Lobo, el último Czarniano, le cogía prestado todo lo que compraba sobre aquel cazarrecompensas brutal y despiadado, era hasta un ritual mensual, ir a su casa cuando ya se los había leído, jeje.

Lobo - Zinco - Volumen 1

Portada de Lobo, editado por Zinco allá en los 90

También estaba Usagi, pero como dije antes, ¿un conejo samurai?, vamos anda.

Varios años después, un día vi la película Camino a la Perdición de Sam Mendes, me gustó bastante, tanto, que empecé a indagar sobre ella. Resulta que estaba basada en un cómic americano, y éste a su vez, en una obra cumbre manga de hace bastantes años, Lone Wolf and Cub de Kazuo Koike y Goseki Kojima (El Lobo Solitario y su cachorro). Y mira por donde, Planeta empezaba a editarlo. Así que decidí ir a la fuente original y comencé a coleccionar los tomos.

Camino a la perdición, en su versión cómic

Camino a la perdición, en su versión cómic

Camino a la perdición, el poster de la película

Camino a la perdición, el poster de la película

Primer tomo de Planeta del Lobo Solitario y su cachorro.

Primer tomo de Planeta del Lobo Solitario y su cachorro.

Era sin duda una obra soberbia, una historia fantástica donde mostraba el Japón del periodo Edo (algo así como un Japón Feudal) a través de las desventuras de Ogami Itto, un antiguo verdugo del shogun convertido en asesino a sueldo, al que acompañaba su hijo pequeño. Tanto me gustó, que un día encontré en una estantería un tomo de Usagi Yojimbo que se titulaba, “La cabra solitaria y su hijo“, y por supuesto me lo compré. Había que leer aquella parodia. Además, ya había leído buenas críticas sobre las historias de Usagi.

Aquél cómic era simplemente perfecto, me pareció una maravilla de principio a fin, una puta obra maestra. Cinco historias magníficas; amor, honor, lealtad, avaricia, celos, tristeza y bushido, se entremezclaban en la vida de aquel ronin y de las gentes que se encontraba en sus viajes. Usagi no era ya un conejo, más allá de su nombre (Usagi significa conejo en japonés), era un ser vivo, un samurai, un ronin aventurero cuya vida era apasionante, cada parada, un desafío, cada personaje que aparecía tenía vida propia. Llevaba más de 15 años leyendo cómics, y para qué negarlo, unos cuantos sin alucinar de verdad con ningún cómic como hasta ese momento.

De entre esas cinco historias destacaba una en especial, historia de una cometa. En mi caso, muy probablemente, la mejor historia del noveno arte que he leído en mi vida, y reconozco que he leído muchos, pero que muchos cómics en mi vida. Narrada desde el punto de vista de un fabricante de cometas, un delincuente y nuestro ronin protagonista, nos cuenta el proceso de fabricar una cometa de la época. El amor y la dedicación que el fabricante pone en su obra, puede sentirse a través de las viñetas de Sakai.

Portada del comic que empezó mi pasión por Usagi

El comic que empezó mi pasión por Usagi

Portada del original americano de "Historia de una cometa"

Portada del original americano de “Historia de una cometa”

Como es evidente, empecé a coleccionar Usagi Yojimbo. Planeta no había comenzado a editar Usagi desde el principio en su momento, pero ya estaban sacando los primeros tomos, así que pude empezar la colección desde el principio y, bueno, aquí sigo, mas de 10 años después.

Creado por Stan Sakai, autor americano-japonés, Usagi Yojimbo, narra los viajes del ronin Miyamoto Usagi, antiguo samurai del clan Mifune, el cual se ofrece como guardaespaldas mientras realiza el camino del guerrero: traducción exacta de la palabra japonesa Bushido. Usagi es honorable, valiente, educado y dispuesto a ayudar, aunque esto le meta en muchos líos para su desgracia y nuestro divertimento. Y si, es un conejo, igual que todos los personajes que aparece son animales; zorros, gatos, cerdos, perros, garzas, murciélagos, topos, …. todos, hábilmente humanizados se cruzan en la vida del protagonista. La verdad, ni te darás cuenta cuando empiecen a ser Gen, Chizu, Tomoe, Noriyuki, Katsuichi,…

Ambientado también en el periodo Edo, como el Lobo Solitario, el Japón de Usagi se sumerge sin embargo en los cuentos y las leyendas japonesas, kappas, Onis, Tengus, fantasmas, espectros, duendes, dioses, maldiciones, brujos y seres mitológicos. Todos ellos se mezclan con artesanos, malabaristas, ladrones, monjes, ninjas,… para simplemente complicar la vida a Usagi.

En los más de 100 números de la colección americana, editada por Dark horse, hay sitio para todo, historias de traiciones, de guerras, historias oscuras, graciosas, tristes o épicas, homenajes a otros mangas, a películas japonesas, e incluso pequeñas historias intimistas sobre cómo se realizaba una cometa en el Japón feudal, o como es la ceremonia del té, o incluso una historia narrada desde el punto de vista de una estatua.

Viñeta de Usagi realizando la ceremonia del té

Viñeta de Usagi realizando la ceremonia del té

A lo largo de los números, Usagi evoluciona, crece, madura como lo hacen también los personajes que le rodean, su órbita de conocidos, tanto amigos como enemigos. Mientras, se teje de fondo una gran trama a lo largo de algunas historias que, en mi opinión, terminará en una gran guerra entre algunos clanes con el futuro del Imperio en juego.

Como no hay duda que la experiencia es un grado, las cómics de Sakai mejoran año tras año, perfeccionando el dibujo, con un trazo cada vez más limpio, y entremezclando historias pasadas, personajes que creíamos muertos, dando giros sorprendente e introduciendo nuevos desafíos, construyendo en definitiva, una vida, La vida de un conejo samurai llamado Usagi.

Una vida que merece la pena pararse a leer.

Portada especial que incluye a los protagonistas y secundarios más importantes de las aventuras de Usahi

Portada especial que incluye a los protagonistas y secundarios más importantes de las aventuras de Usagi

Y si, como no, hay varios crossovers entre Usagi y TMNT.

Usagi, Leonardo, Michelangelo, Donatelo y Raphael.

Usagi, Leonardo, Michelangelo, Donatelo y Raphael.

 

También te podría gustar...

3 Respuestas

  1. El Gólogota dice:

    Había oído algo sobre Yoyimbo, pero ni de lejos me imaginaba que fuera tan bueno

    • Ulvien Moonshine dice:

      Pues lo es, vaya que si. Y no solo lo digo yo, lo dicen también los varios premios que ha conseguido Stan Sakai a lo largo de su trayectoria, incluidos 4 Eisner (que podríamos comparar con los Oscars pero del mundo del comic) y dos Haxtur (que no son tan importantes pero como los daban en mi tierrina pues los menciono ;D).

  2. Sgrum dice:

    Ulvien…el primero te lo leíste en mi casa, un Fantagraphics (de la que me asaltabas la colección de Lobo), pero previamente ya te había hablado de él cuando me viste un dibujo de Usagi en una de las carpetas que usaba para llevar las fichas de rol: Usagi apareció en España, por primera vez, de la mano de un videojuego para Commodore, Amstrad y Spectrum llamado Samurai Warrior, que jugaste en mi casa,en el Spectrum viejo que tenía, allá por el 92 o 93. De eso te suena verlo antes del año 98 (que ya andábamos de carreras universitarias)

Responder a Ulvien Moonshine Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.