“The Witcher 3”. El broche de oro para la saga del brujo.

Tras sendos análisis tardíos de “The Witcher” y su secuela “The Witcher 2: Assassins of Kings“, no podíamos olvidarnos de traer un articulo sobre la última entrega, “The Witcher 3: Wild Hunt”. Bueno, lo cierto es que los dos primeros juegos nos dejaron tan buen sabor de boca, que era imposible no disfrutar de esta tercera entrega del que tantas alabanzas habíamos leído por la red. Además, la historia del brujo protagonista, Geralt de Rivia, ha calado tanto, que varios componentes del blog hemos sentido la necesidad de leer la saga de libros en los que se basa el videojuego.

En esta saga los brujos tienen el pelo blanco y las brujas.... muchas curvas.

En esta saga los brujos tienen el pelo blanco y las brujas…. muchas curvas.

A día de hoy, poco falta para que se cumpla un año de su lanzamiento. A nadie vamos a descubrir este juego de rol harto conocido por todos, y más si ya habéis leído nuestras reviews de las anteriores entregas. Así que vamos a repasar un poco por encima de las diferencias que “The Witcher 3” ha aportado a la jugabilidad, ya que de lo que quiero hablaros es de la experiencia personal al jugar con este titulo.

Una de las novedades más destacadas ha sido el lugar donde se desarrollaba la acción de esta entrega, pasando de las ciudades y localizaciones tramposamente cerradas, a un mundo abierto de grandes dimensiones, siendo este unas 30 veces más grande que el de las anteriores entregas, superando incluso a la extensión del inmenso mundo de “Skyrim”. Casi nada. Por si fuera poco, este mundo abierto esta totalmente vivo, y no me refiero a las bestias que lo habitan, si no al sistema dinámico de día y noche, el del cambio meteorológico, y de como todos los seres que lo habitan modifican su comportamiento para adaptarse al medio.

Por suerte, para movernos por este extenso mundo podremos hacer uso de Sardinilla, nuestro fiel corcel, con el que recorrer nuevas tierra. Eso si, tan divertido es ir montado a caballo como ir a pie. Geralt tiene nuevos movimientos como el de bucear, nadar, y saltar, permitiendole así alcanzar zonas de difícil acceso. A veces también tendremos que hacer uso de pequeños botes para navegar a nuevas tierras. Pero no os preocupéis, cada vez que descubráis una nueva localización, se habilitará un viaje rápido para desplazarnos a cualquier zona que hayamos desbloqueado anteriormente.

Todo este mundo abierto supone un plus para los jugadores que adoren la exploración. Muchos, como yo, perderéis horas accediendo a los rincones más escondidos del mapa, y así descubrir que hay mucho más de lo que aparenta ofrecer. Pero ya hablaremos de eso más adelante.

De los antiguos juegos se ha heredado el sistema de alquimia, con el que preparamos brebajes que nos ayudarán en la supervivencia y el combate. El sistema de artesanía es totalmente igual, durante nuestros viajes encontraremos poblados en los que trabaja algún artesano o armero que podrá fabricar armas o armaduras. Las señales, esas pequeñas magias que cualquier brujo conoce, ayudarán a volcar, durante el combate, la balanza de la victoria a nuestro lado. El combate ha sido mejorado para esta entrega, y ahora es mucho más ágil y adictivo. Lo que si he echado en falta es el juego de poker con dados con el pase grandes momentos en las tabernas de las anteriores entregar. Pero supliendo esta carencia, han implementado el Gwint, un juego de cartas coleccionable muy adictivo que tiene toques de estrategia.

Sobre el aspecto gráfico del que tanto se ha hablado, poco que decir. Quizás la calidad ha empeorado respecto al primer trailer que lanzó CD Projekt RED, pero de todos es conocido que la compatibilidad con las consolas siempre significa un detrimento del producto final. Si el juego fuese exclusivo de PC sería otro cantar, pero estos señores también quieren ganarse una perras con las horas que han invertido en la realización de “The Witcher 3”. En cualquier caso, la calidad con todo a máximo es sobresaliente. No es lo que nos vendieron, pero cumple. A ver si en un futuro, al igual que paso con la primera y segunda entrega, lanzan una versión mejorada.

Apartado técnico aparte, una de las cosas que siempre me han fascinado de esta saga ha sido tanto el universo creado por Andrzej Sapkowski, como las historias de Geralt de Rivia. Tanto es así, que tras jugar las dos anteriores entregas me propuse leer las novelas originales. Lo cierto es que la compra de los primeros libros se atrasó un tiempo y acabó coincidiendo con la adquisición del juego. Pero bueno, hice de tripas corazón y antes de empezar a jugar me leí los dos primeros tomos, algo que aconsejo encarecidamente al que quiera vivir una experiencia completa del juego.

Jugar a videojuegos también es un buen aliciente para leer libros.

Jugar a videojuegos también es un buen aliciente para leer libros.

Los dos primeros libros de la saga del brujo son “El último deseo” y “La espada del destino”. Ambos son compendios de historias cortas sobre Geralt. Por poner un simil, serían como misiones secundarias del juego. Al final del segundo tomo, en concreto en las dos últimas historias, conocemos a un nuevo personaje muy importante en el desarrollo del juego; Hablamos de Ciri. Aún recuerdo el día que vi el trailer anunciando “The Witcher 3”, y que multitud de comentarios giraban en torno de una tal Ciri, una chica de pelo ceniciento que en aquel momento no conocía de nada, y de la que sólo pude decir: – Pues a esa no recuerdo habérmela llevado a la cama. Supongo que más de uno, con el contenido sexual que nos tienen acostumbrado los anteriores juegos, pensó igual que yo.

En cuanto comencé a leer el tercer libro, “La sangre de los elfos”, no pude esperar más y empecé a jugar. La experiencia fue excelente: Conocía perfectamente a los personajes, o al menos sus orígenes; En el juego se mencionaban recuerdos de infancia que había leído hacía apenas un par de días; Pasajes del libro podían leerse dentro de libros de dentro del juego, dejando claro el respeto que le tienen a la obra original; Empaticé mucho más con los personajes, pues ahora conocía en profundidad parte de sus vivencias. En resumen, el combo libro y juego era una combinación ganadora. Es cierto que el juego por si solo es muy bueno, pero recomiendo encarecidamente que hagáis como yo, pues como he dicho, la experiencia fue excelente.

En esta entrega volvemos a tomar el papel de Geralt de Rivia, quien por orden del rey nilfgaardiano, Emhir var Emreis, recibe la misión de buscar a su hija, Ciri, la cual también fue aprendiz del brujo, y considerada por él como una hija. Durante la búsqueda de Ciri, Geralt se da cuenta que Ciri ha desaparecido porque La Cacería Salvaje, un grupo de espectro que precede a la guerra y las desgracias, va tras ella.

Quisiera destacar dos momentos del transcurso del juego que me han llegado a mi profundo corazón friki. El primero es por la misión secundaria “EL último deseo”, titulo que comparte con el primer libro de la saga del brujo. En el libro, Gerarlt salva a la bruja Yennefer de un ser mágico descontrolado, para ello el brujo sella un pacto de amor eterno con Yen. Durante todos los libros hemos visto la relación de amor entre ambos como algo natural y bello, dejando en el olvido esa historia corta que lo inició todo. Pero estos señores de CD Projekt RED decidieron recuperar esa bella historia y poner el destino de ese amor en nuestras manos. En la misión del juego, Yennefer insta a Geralt a deshacer este enlace mágico para comprobar si lo que de verdad los une es amor o magia, dejándonos en nuestras manos, como portadores del destino de Geralt, el destino final de una relación que empezó en la génesis de la saga del brujo.

El otro momento destacable es tan disfrutable para el jugador, tras MUCHAS HORAS de juego, como para el lector de la saga creada por Andrzej Sapkowski, y es la escena casi cinematográfica en la que por fin el camino de Geralt y Ciri vuelven a unirse, toda ella acompañada de la maravillosa banda sonora compuesta por Marcin Przybylowicz y Mikolai Stroinski. Epicidad en estado puro.

No quiero spoilearos más el juego, prefiero que lo desfrutéis por vosotros mismos. Tan sólo un apunte más. Ese mundo abierto está en constante movimiento y evolución. Cambia con nuestras decisiones. Tanto es así, que el mismo juego nos anima a que exploremos cada centímetro de ese gran mundo abierto. Ver que se ha desbloqueado una nueva misión tras haber liberado a alguien de las manos de unos piratas, o toparnos con alguien atado a unas cadenas en las rocas costeras de las islas de Skellige que nosotros mismos acusamos de traición, son pequeños ejemplos de lo que nos vamos a encontrar en una segunda exploración del mapeado. Pero el tema no queda aquí. El juego tiene tres finales diferentes, al menos el de la linea principal, y no dependiendo solamente de nuestras últimas acciones, si no teniendo en cuenta todas las decisiones tomadas durante toda la trama central del juego. Así que es genial encontrar que el final se ajusta perfectamente al camino que hemos llevado. Y aún hay más. El destino del mundo también está en nuestras manos. El clima político, las guerras que sucederán tras el final del juego, quién reinará,… todo eso cambia según las decisiones que hayamos tomado en las misiones secundarias, que por cierto, no he mencionado que esas secundarias no son las típicas de hacer de recolector o de cartero que solemos ver en otros sandbox, si no que son en muchos caso, complejas, con una historia propia, y largas.

En mi caso me ha llevado unas 150 horas acabar el juego por completo, aunque estoy seguro que si me doy otra vuelta encontraré nuevas aventuras que realizar. De todas formas, y tras el buen sabor de boca que me ha dejado esta historia, seguiré leyendo los libros que me quedan y por supuesto me compraré los dos DLC, de os que ya se ha lanzado el primero, “Hearts of stone”, que harán aún más grande este universo que me ha atrapado.

Ashphilo

Padre, marido, hijo, nieto, asiduo lector, devorador de series, cinefilo, coleccionista de mis cosas, elfo de nivel 85,.... en resumen, yo.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *