The Walking Dead (2/3)

Solo siete años después de su aparición en papel llegaba a las pantallas de la televisión Americana, a través del canal de cable AMC, la serie basada en los cómics de Robert Kirkman y Terry Moore.

Era por 2010 cuando saltó la noticia; Frank Darabont, al que todos recordábamos por su trabajo como guionista y director de “La milla verde”, se iba a encargar de la adaptación, a televisión, de la serie de cómics de “The Walking Dead”. Por si fuera poco, el propio Robert Kirkman iba a participar en la serie. El sueño de todos los fans de la serie se hacía realidad. La serie se estrenaría en AMC, cadena que ya tenia en su parrilla a otras grandes como “Mad Men”, o la grandiosa “Breaking Bad”. La cosa prometía.

Un primer trailer emitido en la Comic-Con auguraba una adaptación fiel a la ambientación del cómic.

Aquí huele a muerto... pues yo no he sido.

Aquí huele a muerto… pues yo no he sido.

El primer episodio tiene una duración de 60 minutos y se emitió en Octubre de 2010. Era fiel al cómic y tuvo una gran aceptación tanto de critica como de publico, pero a partir de aquí todo fue, poco a poco, yendo a peor.

Quizás nadie se hubiese quejado de que la serie se iba separando poco a poco de los cómics si el resultado hubiese sido bueno, pero no fue así. La desviación argumental que fue cogiendo la serie no gustó a los fans, quizás por que el cómic era muy bueno, o por que las nuevas ideas no hacían más que alargar tramas durante episodios. Esto sumado a la marcha de Darabont a mediados de la segunda temporada por temas de presupuestos con la cadena AMC, no hizo más que empeorar la serie. Pero aun así, la serie funcionaba muy bien en las audiencias, siendo el programa más visto de la cadena.

El nuevo showrunner, Glen Mazzara, tampoco duraría mucho a los mandos de la serie, debido a “diferencias creativas con AMC”, y cogería el testigo su numero dos, Scott Glimpe.

La serie, como producto en solitario es correcta, pero saber que podría ser un producto muy superior si fuera mas fiel a la obra original le hace perder bastantes puntos. Sirva de ejemplo, sin hacer spoilers, el asalto final de la tercera temporada del Gobernador a la prisión, en el cómic es una sangría, como cabía esperar después de todo lo sucedido anteriormente en la historia, de consecuencias inimaginables y que pone al protagonista al limite; en la serie de televisión, esa batalla parece un tiroteo del Equipo-A, sin consecuencias, sin hacer que los personajes evoluciones y la historia avance.

Quizás una de las mejores cosas de la serie sea este opening que te introduce muy bien en el mundo post-apocalipto. Compuesta la música por Bear Mccreary, creador entre otras, de la banda sonora de la serie moderna de Galactica.

La serie es, ahora desde mi punto de vista, regulera y esto es debido al medio televisivo. El cómic tiene muchísima más libertad para mostrar la crueldad de lo que sucede en este nuevo mundo. En contra, en televisión no se pueden explicar ciertas historias por su contenido “no apto para el publico al que va dirigido” y la supervivencia de los personajes depende más del contrato del actor que de la propia historia. Aun así, recomiendo ver ese gran primer episodio. Si una vez visto decidís seguir, que sea por vuestra cuenta y riesgo.

Ashphilo

Padre, marido, hijo, nieto, asiduo lector, devorador de series, cinefilo, coleccionista de mis cosas, elfo de nivel 85,.... en resumen, yo.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.