Superhéroes Marvel: Doctor Extraño

Como solemos hacer, cada vez que un nuevo superhéroe hace su aparición en la pequeña o gran pantalla, indagamos en su origen en el universo en el que nació, el de papel, y os lo traemos al blog para que después podáis fardar ante los colegas, como si el superhéroe de moda fuese vuestro favorito, y os hubieseis leído todas sus historias. Esta vez hablaremos del Doctor Strange, o como se le conoce en España, el Doctor Extraño, quien dará vida en imagen real nuestro querido Benedict Cumberbatch, más conocido por su papel de Sherlock en la serie homónima de televisión.

El nacimiento de tapadillo del Doctor Extraño.

El nacimiento de tapadillo del Doctor Extraño.

No se hasta que punto se puede considerar a Doctor Extraño como un superhéroe, pues hasta la fecha de su nacimiento, año 1963, todo el plantel de Marvel estaba compuesto por mutantes, experimentos fallidos, personas expuestas a productos radioactivos y un largo etcétera que servían de escusa para explicar que que personas normales habían obtenido superpoderes. Pero el caso de Doctor Extraño es diferente, él tuvo que trabajarselo para conseguir las habilidades que lo hacen tan especial. Es mas, la trayectoria de su colección se asemeja a la del personaje (ya lo veréis más adelante), ya que su primera aventura se publicó en Stranger Tales #110, en la portada de la cual ni siquiera aparece el Doctor.

El primer número de Doctor Extraño con 169 en la numeración. Menudo lío para los coleccionistas.

El primer número de Doctor Extraño con 169 en la numeración. Menudo lío para los coleccionistas.

La colección Stranger Tales era una serie antológica de terror y fantasía con varías historias en su interior. Tras ver nacer en sus paginas a personajes como La antorcha humana o Nick Furia, la colección cambiaría mágicamente de nombre, pues cierto Doctor había crecido tanto, que acabó apoderándose de todas sus páginas. Y así fue que el número 169 de esta colección paso de llamarse Strange Tales a Doctor Strange.

El Doctor Stephen Extraño era un brillante cirujano. La genialidad de su trabajo sólo era comparable con su arrogancia. A Stephen sólo le movía una cosa, el dinero; Si podías costeartelo, era tu hombre. Pero todo lo que sube, tiende a bajar, y para equilibrar la balanza, el destino quiso que Stephen sufriera una grave accidente de coche, lo que le hizo perder sus habilidades como cirujano.

Lejos de rendirse, invirtió su fortuna en vanos intentos de encontrar una cura que le permitiera ser el de antes, pero lo único que consiguió fue perderlo todo, y el que un día fuera un hombre de éxito acabó mendigando las calles. Pero como en todas las historias de Marvel, siempre existe una salida, y esta aparece en forma de el Anciano. El Anciano, según decían los rumores, era capaz de curarlo todo, aunque para obtener tal beneficio antes había que hacer una gran viaje, tanto físico como espiritual.

La esperanza de encontrar una cura mueve a Stephen a viajar al Tibet, pero allí no todo va como él esperaba, pues su actitud egoísta no es del gusto del Anciano, y este se niega a curarlo. Pero no todo está perdido para Extraño, el Anciano le propone que se quede y estudie para que sea él mismo el que encuentre la curación que anda buscando. Extraño, por supuesto, declina tal propuesta, pero una tormenta le impide abandonar en ese momento el templo del Anciano.

Mientras Stephen espera conoce al Barón Mordo, el discípulo del Anciano, y acaba descubriendo que éste es un descendiente de un antiguo linaje de malvados hechiceros seguidores de Dormammu, dirigente supremo de la Dimensión Oscura, y que pretende acabar con el Anciano para obtener el titulo de hechicero Supremo. Finalmente, para poder proteger al Anciano, Stephen acepta quedarse como nuevo discípulo.

Peleas las peleas de patio en el templo del Anciano.

Peleas las peleas de patio en el templo del Anciano.

Podríamos pensar que el Anciano no era tan sabio si como discípulo tenía a alguien que lo quería muerto, pero no era así. Sabía perfectamente a quien tenía en su templo, simplemente esperó que el tiempo y el aprendizaje de Stephen fueran capaces de resolver ese problema. Como podéis intuir, cuando Extraño estuvo totalmente formado pudo hacer frente tanto a Mordo como a varias amenazas sobrenaturales, lo que le hizo merecedor de su titulo de Maestro de las Artes Místicas.

Así renació el Doctor Extraño, ahora convertido en uno de los hechiceros más poderosos, capaz de manipular la energía mágica, gran atleta y ducho en las artes marciales.

No voy a extenderme más. Si queréis saber más sobre las aventuras de Stephen Extraño, ya sabéis, tenéis los cómics, y si no, en breve la película.

Ashphilo

Padre, marido, hijo, nieto, asiduo lector, devorador de series, cinefilo, coleccionista de mis cosas, elfo de nivel 85,.... en resumen, yo.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *