Como sujetar correctamente la cámara de fotos

Después del descanso veraniego retomamos los consejos sobre fotografía.

Antes de seguir con el tema que hoy nos ocupa (como sujetar correctamente la cámara de fotos) os dejo un vídeo a modo de repaso de las anteriores entradas. Es muy interesante que lo tengáis siempre a mano para repasar en caso de dudas.

Ahora vamos a lo que nos interesa, aprender a sujetar la cámara para evitar fotos movidas.

Hay un gran error que todos los fotógrafos que dan sus primeros pasos y también muchos aficionados de mayor experiencia comenten: no sujetar correctamente la cámara de fotos. La gran mayoría de los errores de nitidez en las fotografías de estos no son producto de problemas con los objetivos, sino más bien por problemas al sujetar la cámara al momento de dispararla.

A pesar de que hay una  gran cantidad de factores que influyen en la nitidez y calidad de tus fotografías, si tu cámara no está firme al momento de dispararla, ninguno de los otros tendrá sentido.

24

Busca la postura más cómoda para ti.

Cuando hay mucha luz, al permanecer el obturador muy poco tiempo abierto para lograr una correcta medición y exposición de tus fotografías, la probabilidad de que una foto salga movida es mucho menor. Pero cuando las velocidades de obturación deban de ser más lentas (escenas más oscuras) las probabilidades de que una fotografía salga movida se multiplican.

Es por ello que, para evitar que dichas vibraciones puedan por arruinar tus fotografías, es fundamental que mantengas la cámara lo más fija posible y esto se logra, transformado tu cuerpo en un trípode. O, apoyarte en un muro, pared, barandilla, etc.

10155960_754276457930918_91675291_n

 

O bien, utilizar un trípode.

404794_548092741882625_1782983197_n

 

44-1024x685

Puntos de apoyo

De este modo, mientras controlas la cámara con la mano derecha y sostienes su peso con la mano izquierda, añades estabilidad utilizando tus cejas o frente como un puto de apoyo extra. Haz la prueba y veras de lo que te estoy hablando.

Tal como acabo de comentarte, la clave al sostener tú cámara fotográfica es lograr que la misma quede sujeta lo más firmemente posible y esto lo lograrás maximizando sus puntos de apoyo. Ahora bien, no solo debes preocuparte por los puntos de contacto directo con tu cámara (cabeza y manos), sino además debes de pensar como colocas los brazos, las piernas, etc. No basta con solo tomar firmemente la cámara, sino que además, todo tu cuerpo debe de potenciar dicha firmeza.

Al momento de sostener tu cámara de forma horizontal o “regular” intenta que tus brazos y codos queden lo más pegados al cuerpo posible. El sostén de tu cámara son tus manos y el sostén de tus manos son los brazos, por lo que, lograr que tus brazos no se muevan al momento de disparar es tan importante como sujetar correctamente tu cámara con tus manos.

Además, procura utilizar tus cejas o frente como un punto de apoyo extra, presionando firmemente tu cámara contra ellos de modo de lograr ese tercer punto de apoyo tan preciado. Puedes incluso, inclinar levemente tu cabeza de modo de que además de tu frente, puedas hacer apoyo en tus pómulos o parte de tus mejillas.
Por último, no olvides que todo el cuerpo utiliza a tu columna y tus piernas como soporte por lo que intenta pararte de un modo firme pero cómodo. Mantén la espalda derecha y las piernas ligeramente separadas. De ser necesario utiliza tus rodillas o incluso objetos externos como una pared o una columna para ganar mayor estabilidad.

10409056_901645523194010_5096860687634201113_n

Y como no…practicar, practicar y practicar.

Hasta la próxima

Vía: http://www.blogdelfotografo.com/

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *