Shovel Knight, con una pala a troche y moche

Rara vez un juego indie tiene una buena fama tan justificada como esta pequeña joya. Gráficos y música de NES, vibrantes colores, banda sonora adictiva y un guión bastante socarrón, hacen de Shovel knight un perfecto cocktail de nostalgia y acción 2D. Ópera prima del pequeño estudio Yatch club games fue posible gracias a una exitosa campaña de Quickstarter. Originalmente ideado para Windows y Nintendo acabó siendo adaptado para todas las plataformas.

shvknght

Grandes guiños a toda una colección de juegos que hicieron época, no se separa ni por un momento de la estética de 8-bits, presentación y menús incluidos. Zelda, Golden axe, Super Mario, Mega-man o Ducktales, entre otros, se ven homenajeados, que no plagiados en este juegazo. Y digo:”no plagiados” porque coge detalles de toda esa generación creando algo diferente, pero conservando esa esencia tan característica y genial de esa época.

mapScreen

Mapa al mas puro estilo 8-bits

La historia es sencilla, nuestro héroe Shovel knight (el caballero de la pala) pierde a su compañera de aventuras Shield Knight (caballero del escudo)  mientras exploraban la torre del destino, no quiero destriparos nada, tras esa pérdida nuestro abatido héroe se retira de la acción. Al no haber valientes que se enfrenten a las hordas del mal surge la “Orden sin Cuartel”, comandada por “La hechicera”. Así que nuestro caballero vuelve a la carga pala en mano, para liberar su tierra y salvar a su compañera.

El juego es un plataformas de acción con tintes de rpg, con una mecánica parecida al dark souls (¿quién dijo obsesión?), no hay límite de vidas, pero cada vez que mueres (y vas a morir bastantes veces) pierdes una parte de las riquezas que vas acumulando a lo largo de tu viaje, pudiendo recuperarlas si consigues llegar al punto donde moriste. Con esas riquezas puedes comprar mejoras de vida, magia, armaduras, armas o comprar las reliquias. Vamos que la pela es la pela y en Shovel Knight es lo más importante.

Los niveles  también siguen el esquema clásico del género, varios puntos de control distribuidos a lo largo de la pantalla (podemos destruirlos para ganar más dinero, pero perdiendo la posibilidad de guardar ahí nuestros avances),pasadizos secretos, pequeños enemigos, abismos letales, enemigos de tamaño y dureza intermedios y para acabar, el típico jefazo del nivel, estos jefazos, son los miembros de la “Orden sin Cuartel”, cada uno con su personalidad y su propia mecánica. También encontraremos en nuestro camino algún caballero errante e incluso a algún aspirante a entrar en la orden, sin olvidarnos del que parece ser nuestro némesis “Black Knight”.

enemigos

Shovel knight y una buena muestra de enemigos

Los controles no podían ser de otra manera, la cruceta de dirección clásica, un botón de ataque y otro para saltar. Da pie a configurar un tercer botón para el uso de reliquias pero al igual que en el Ninja Gaiden se puede solventar usando “Arriba + Ataque”. La Banda sonora hecha con Midis, no sólo es magistral y envolvente, sino que también es objeto de colección dentro del juego.  Tiene su propio sistema de logros similar a los trofeos de Play Station, Xbox o Steam hace que nos apetezca repetir varias veces nuestra aventura. Si bien la dificultad no es muy elevada, el juego nos permite volver a empezar nuestra aventura con todo lo ganado pero con una dificultad superior, lo que los modernos llaman NG+.

Para mí es un juego que se merece que todo el mundo le dé una oportunidad, pero el precio me parece elevado, sé que no se debe valorar una obra de arte por su tamaño, pero 15€ me parece un precio excesivo para un juego de 200mb, en su defensa puedo decir, que la compañía se ha comprometido a ampliar el juego de manera gratuita con expansiones y lo está cumpliendo.

Tras habérmelo acabado la sensación es que las 7 horas  empleadas han valido la pena de principio a fin y me dan ganas incluso de dar una segunda vuelta para probar esa dificultad extra o intentar alcanzar todo los logros, y como proyecto personal intentar engañar a algún amigo informático (bendita paciencia que tienes Berto) para jugarlo en la máquina arcade. Aquí os dejo el tráiler a modo de despedida.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *