Series de nuestra infancia. “Los Fraguel”

Sabíamos hace tiempo que en nuestro recorrido por el largo camino en las “series de nuestra infancia” no sólo íbamos a toparnos con dibujos animados. Muchas son las series infantiles que recordamos con ternura, algunas de ellas con actores reales en su reparto, así que como anticipo a ampliar ese abanico de series que podemos traer en esta nostálgica sección, hoy vamos a hablar de “Los Fraguel”. No quiere decir que a partir de ahora no hablaremos de dibujos animadas, simplemente que vamos a ampliar los tipos de series, y no había mejor forma que hacerlo que recordando una serie creada por el maestro de los muñecos, Jim Henson.

Jim Henson es por muchos conocidos por ser el creador de los teleñecos, los protagonistas de la mejor serie educacional de la televisión, “Barrio Sesamo”. Pero no contento con ser un mero titiritero, fundo la compañía The Jim Henson Company y decidió realizar nuevas técnicas con las que hacer realidad otros proyectos mucho más personales. De este afán de innovación surgieron míticas películas como “Cristal Oscuro“, “Dentro del laberinto” o “Las tortugas ninja” (la buena), y series como la que os traemos hoy, “Los Fraguel”.

Los Fraguel son pequeñas criaturas de palmo y medio de alto, diferentes unas a otras por la variedad de los colores del pelo que les cubre de piel, provistos de cola, y que invierten todo su tiempo en jugar, cantar, o en cualquier otra actividad divertida. La acción de la serie se centra en 5 Fraguel: Gobo, el líder y protagonista de la serie que tiene especial devoción por la exploración; Musi es la más tranquila de todos, dedicando gran parte de su tiempo al arte y a descubrir su parte más espiritual. Vamos, la que llamaríamos la hippie del grupo; Dudo es el nervioso e indeciso del grupo; Bombo, el gran aficionado a lavar calcetines, quien siempre esta deprimido o preocupado por algo; Rosi es la Fraguel atlética y siempre rebosante de energía que da marcha a este grupo tan dispar. Todo ellos viven en Fraggle Rock, una cueva que une dos mundos, el de los humanos y el de los Goris.

La serie de corte infantil se caracterizaba por su colorido y música, siendo el opening uno de los más recordados por los que en los años 80 disfrutamos de esta magnifica serie. En general, y como cualquier producción infantil de la época, los temas tratados en cada episodio eran sobre la amistad, la sinceridad,… aunque si echamos la vista atrás podemos darnos cuenta que “Los Fraguel” nos enseñaron más que eso. La relación entre diferentes tipos de criaturas, la simbiosis de unas sobre otras, podría perfectamente interpolarse a la realidad de hoy en día. Claro ejemplo de ello son los famosos Curris, unos seres más pequeños que los Fraguel con los que comparten hábitat, y que dedican toda la parte del tiempo en construir estructuras, con el único fin de ser posteriormente devoradas por los propios Fraguel.

Los Fraguel durante una de sus duras jornadas de trabajo.

Los Fraguel durante una de sus duras jornadas de trabajo.

Como hemos dicho, el mundo de los Fraguel, llamado Fraggle Rock, une dos mundos. Uno de ellos es el de los Goris, compuesto por una pareja de grandes seres (aparentemente más grandes que los humanos) autodenominados Emperador y Emperatriz del Universo, y que tienen un hijo, Junior, príncipe y heredero de su supuesto reino. Decimos reino, pero más bien, por sus pintas, parecen unos simples granjeros. Se caracterizan por tener un odio absoluto sobre los Fraguel, los cuales les roban sus sabrosos rábanos, y no solo eso, si no que nuestros protagonistas están constantemente atravesando su casa para visitar a otro personaje recurrente de la serie, La Montaña Basura. Este montón de desperdicios, a quien siempre acompañan las ratas Filo y Mena, es poseedora de una gran sabiduría y los Fraguel siempre acuden a ella a pedir consejo.

Por otro lado, el lado de los humanos, más conocidos en la serie como estúpidas criaturas, variaba según en que país se emitía la serie (por ejemplo, en Francia la acción transcurría en una panadería). En España nos llegó la versión para América, donde la salida de Fraggle Rock iba a dar al taller de un peculiar inventor llamado Doc, el cual estaba siempre acompañado de su fiel perro Sprocket.  A este taller llegaba cada semana sin falta la carta del tío de Gobo, Matt. Matt es el Fraguel más aventurero de todos, y en el primer episodio de la serie decide ir al mundo exterior para explorar el mundo de los humanos. Es así como en cada episodio Matt relata en la carta que manda a Gobo alguna situación para nosotros totalmente normal, pero incomprendida para los divertidos Fraguel.

Los curris, todo el día holgazaneando.

Los curris, todo el día holgazaneando.

La serie está comprendida en cuatro temporadas, 96 episodios en total, que aunque hoy en día es difícil de conseguir, se editaron en DVD. Posteriormente se emitieron una serie animada protagonizada por el divertido quinteto, pero no pasó de los 13 episodios. En cualquier caso, si algo destaca esta serie de todas las demás, es que su sintonía de entrada será recordada durante muchísimos años por toda una generación, y si no ya os la recuerdo yo: “… tus problemas déjalos, para disfrutar, ven a Fraggle Rock”.

Ashphilo

Padre, marido, hijo, nieto, asiduo lector, devorador de series, cinefilo, coleccionista de mis cosas, elfo de nivel 85,.... en resumen, yo.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *