Series de nuestra infancia. “Dragones y Mazmorras”

Después de largo tiempo vuelve una de las secciones más queridas por nuestros seguidores. Muchos pedíais a gritos una nueva entrada, pero sabed que “Series de nuestra infancia” no tiene una periodicidad fija y debido que al gran numero de colaboraciones de estos últimos días, su retorno se ha ido postergando en el tiempo. Tiempo como el que ha pasado desde el día en que se emitió el primer capitulo de la serie de la que hoy vamos a hablar, “Dragones y Mazmorras”, pues aunque quizás es la serie más “moderna” que hasta el día de hoy hemos traído a esta sección, tenemos que remontarnos hasta 1985, y en concreto al 29 de septiembre, para celebrar el estreno de esta nueva serie de dibujos animados en TVE.

La serie que durante tres temporadas emitió la cadena CBS entre los años 1983 y 1986, era una adaptación de los juegos de rol “Dungeon & Dragons”. Para poder adaptar las historias de la lucha de bárbaros, magos, druidas y demás clases que podemos encontrar en cualquier partida e historias de “D&D” a un público más adecuado al que iba dirigida la serie, se definió una historia sencilla y que servía de perfecto enganche para la chavalería de la época.

La serie empieza cuando un grupo de amigos decide pasar una tarde en el parque de atracciones. Sus vidas se verán alteradas tras entrar en la atracción de Dungeons & Dragons, una montaña rusa que acaba trasportandolos a un mundo desconocido. Allí, desorientados, conocen al Amo del Calabozo, el cual entrega una arma diferente a cada chaval, otorgándoles a cada uno un rol diferente, y la promesa de ser su mentor a la par de ayudarlos a encontrar un camino de vuelta a casa.

El grupo de protagonistas estaba formado por :

Hank: El mayor del grupo y a quien el Amo del Calabozo designó con el rol de arquero (aunque en el ingles original era el ranger) por recibir el arma que cualquier niño de la época querría tener, un arco que lanzaba flechas mágicas. Estas flechas surgidas de la nada, tanto podían derribar a un fiero enemigo, activar una palanca inalcanzable o iluminar una zona oscura.

Diana: Denominada como la acróbata, recibe del Amo Del Calabozo un palo (el juguete por excelencia de la época) que podía alargarse o encogerse a voluntad de Diana, según si era necesario para atacar/defenderse, o ser usado para realizar una acrobacia. Su otra cualidad era su aparente madurez, con lo que en ausencia de Hank, era la clara candidata a liderar al grupo.

Eric: Dotado de un poderoso escudo, ejercía el papel de caballero. Su personalidad cobarde le convirtió en el personaje más odioso del staff, ya que nunca osaba enfrentar a los múltiples peligros que acechaban. Por esa actitud tan particular, acabo siendo el recurso humorístico de la serie.

Sheila: Conocida en España como la maga, aunque en su versión original era la ladrona, obtiene al llegar al mundo de D&D una capa que le permite hacerse invisible. El personaje sirve de contrapunto a Diana, siendo Sheila mucho más desconfiada y temerosa. Quizás esto sea debido a que tiene que estar en constante cuidado de su hermano pequeño, Bobby.

Bobby: El menor del grupo, que dotado con un garrote mágico era capaz de provocar terremotos al golpearlo contra el suelo, recibe el rol del bárbaro. Tiene como mascota un pequeño unicornio llamado Uni.

Presto: El nerd del grupo, y que debía sentirse en su salsa en ese mundo de fantasía, era el mago. Su nerviosismo y poca confianza en si mismo hacían que fuese el peor ilusionista de la época. De su sombrero mágico podía extraer mil y un objetos, pero nunca útiles en el momento que los hacía aparecer. Como cualquier gafapaster que se precie, Presto no es nadie cuando perdía sus gafas.

El Amo del Calabozo: Como si de un Master de un juego de rol se tratase, a parte de imponer el rol de los muchachos, establecía las misiones de cada episodio como si de una nueva partida se tratase. De aspecto amable y bondadoso representa el bien.

Venger: El antagonista del Amo del Calabozo, con aspecto de Darth Vader con cuerno, es el representante del mal en el “Mundo Mágico”. Tiene un mano derecha, el Demonio Sombra, y una némesis, la Diosa de los dragones Tiamat.

El reparto protagonista.

El reparto protagonista.

Semana tras semana los chicos intentaban descubrir alguna forma de salir de este “Mundo Mágico”, pero tras la intervención de Venger, o, en varias ocasiones, por el sentido de la responsabilidad, nunca conseguían su objetivo. Este principio de venderte una gran idea principal, haciéndote creer que la serie tiene una continuidad, cuando en realidad es un simple procedimental, sirvió para que la muchachada de la época quedáramos enganchados episodio tras episodio, con la esperanza de que por fin el peculiar grupo consiguiera volver al parque de atracciones. Madre mía, que ingenuos eramos por aquel entonces. Incluso, volviendo la vista atras, uno se da cuenta que aunque en la época la serie pareciera más violenta de lo habitual, en ningún momento se golpea a ningún enemigo, siendo el recurso más fácil el golpe en el suelo del garrote de Bobby, con el consiguiente terremoto que haría retirarse al orco más temible.

Pero que más daba, nosotros eramos felices. Incluso sin saber que aquella serie estaba basada en un juego de ¿rol?, pues nunca se hizo referencia alguna ni se anunció nada al respecto. En parte es comprensible, ya que el target objetivo de la serie era mucho menor que el del propio juego. Aunque estoy seguro que muchos jóvenes nerds de la época eran seguidores de la serie, y no le hubiesen hecho ascos a acercarse al, por aquel entonces para muchos, universo de “D&D”.

Cómic hecho por una aficionado, que adapta el guión de "Requiem".

Cómic hecho por una aficionado, que adapta el guión de “Requiem”.

La serie consta de un total de 27 episodios, sufriendo la fatídica cancelación tras la tercera temporada. Los motivos de este abrupto final siguen siendo un misterio a día de hoy, pero posiblemente las quejas de grupos de padre y madres a la cadena tenga algo que ver. Como hemos dicho, no hay una violencia explicita en la serie, pero el hecho de que los niños de casa vean como sus personajes preferidos portan armas, luchen contra seres de carne y hueso (da igual que fuesen orcos), e incluso piensen en darle una paliza al malvado Venger, no era bien visto en aquella época. Tanto es así que nos quedamos sin una posible cuarta temporada en la que de seguro los niños por fin volvían a su mundo. Para el que se quedó con las ganas de conocer el destino de los niños, aquí os dejo el guión de “Requiem“, el episodio final de la serie.

Por mi parte voy ha seguir viendo algún capitulo más, me ha picado el gusanillo. Nos vemos en un tiempo indeterminado con más series nostálgicas.

Ashphilo

Padre, marido, hijo, nieto, asiduo lector, devorador de series, cinefilo, coleccionista de mis cosas, elfo de nivel 85,.... en resumen, yo.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *