Series. Hoy recomendamos: Los 100

Suele suceder que en el transcurso del año son muchas las series que uno suele seguir con rigurosa periodicidad semanal, y ello provoca que nuevas propuestas queden almacenadas en el disco duro a la espera del verano, momento en el que la mayoría de las series han finalizado temporada y pocas son las propuestas interesantes que llegan a la pequeña pantalla. La serie que hoy os quiero recomendar es una de esas que quedó en espera. Durante dos años estuvo esperando en el Iplus a que por fin decidiera darle una oportunidad. Lo cierto es que estuvo a punto de ser borrada para hacer sitio a otras propuestas ya que me tiraba para atrás el que la serie fuera emitida en el canal CW, lo cual significaba protagonistas jóvenes y guapos que nunca se despeinan, pero le salvaba su argumento de temática post-apocalíptica. Finalmente, y amparada por las buenas criticas emitidas por mi circulo más cercano, le di al play.

“Los 100”, empieza 97 años después de que la Tierra fuera destruida por el hombre. Una guerra nuclear dejó el planeta inhabitable, obligando a los últimos superviviente a vivir en el espacio. Cuando arranca la serie, las doce naves con las que huyeron se han unido formando El Arca. El plan para la supervivencia de la especie humana pasa por esperar a que pase el tiempo y la Tierra vuelva a ser un planeta habitable. Pero los recursos nos son infinitos, los alimentos escasean, y el aire es un bien muy preciado. Por ello se llegó, años atrás, a tomar la decisión de flotar (echar al espacio) a los mayores de edad que son declarados culpables de algún delito. A los menores se les sigue encarcelando.

Con esta situación, y con el reciente descubrimiento de que el aire en El Arca se agotará antes de que el planeta sea habitable de nuevo, las autoridades toman la decisión más dura de sus vidas: Mandar a 100 de esos jóvenes encarcelados a la Tierra para descubrir si, aunque no ha pasado el tiempo que previamente se había calculado, ya es viable la vida en el planeta. 100 problemáticos jóvenes son abandonados a su suerte con un dispositivo que proviene a El Arca sus signos vitales, pero algunos de ellos, sin orden ni gobierno, deciden arrancarse estos sensores para hacer creer a El Arca que están muriendo. Mientras, en el espacio, y tras ver que la Tierra no es el camino hacia la supervivencia, deciden buscar otras soluciones más drásticas que pondrán en jaque tanto al gobierno como al último atisbo de esperanza para la especie humana.

Uno de los aspectos que más juegan en contra para la serie es el hecho de que sea emitida en su país de origen por el canal CW, dirigido a una audiencia joven, y en la que se prodigan otras series y programas en la que los protagonistas son jóvenes, guapos y siempre van inmaculados. Con esta imagen en mente uno puede suponer que la serie va a centrarse en ver como esos cien jóvenes descubren una parajes paradisíacos, donde poder tumbarse a tomar el sol y ya de paso lucir si perfecto torso desnudo. Pero por suerte nada de esto va a suceder en esta serie. No se donde lo leí o a quién se lo oí decir, pero hay una frase que resume a la perfección la primera temporada, y venía a decir que la serie era mejor cuanto más guarros van los protagonistas.

Sin hacer mucho spoilers, pero para incitar a su visionado, decir que como bien resume la frase de antes, los primeros capítulos simplemente sirven para establecer las bases de la temporada. En el espacio empieza un conflicto de luchas de poder y supervivencia debido a la escasez de recursos. En la Tierra, los jóvenes que están siendo dados por muertos por El Arca viven en una total anarquía, y mientras unos sólo están interesados en ser el nuevo líder, otros deciden buscar maneras de sobrevivir en un mundo inhóspito y desconocido.

Parte del elenco de la primera temporada.

Parte del elenco de la primera temporada.

Las sospechas de que la serie se va a estancar a partir del tercer episodio se evaporan en cuanto usas las matemáticas. La Tierra esconde multitud de peligrosos misterios y no parece que esté tan desprovista de vida como aparentaba. El número de jóvenes fallecidos en cada episodio va en aumento, dando la impresión que “Los 100” no van a dar para muchos capítulos si se sigue con esa tendencia de caídos. Por otro lado, la trama en el espacio, que a priori parecía que iba a ser la de la típica serie en la que se presenta un gran problema, y que es solucionado mágicamente en los dos minutos finales del capitulo, no lo es. Aunque no lo parezca, “Los 100” hacen lo que desearíamos que hicieran todas las series, y es no quedarse estáticos y quemar trama. No voy a contaros nada de lo que sucede, simplemente dos apuntes. Al final de la primera temporada, el destino de ambos escenario toman un rumbo de 180º. El titulo del primer capitulo de la segunda temporada te da una pista de que durante los trece episodios anteriores algo ha pasado, “Los 54”.

100... y bajando.

100… y bajando.

Si algo se le puede reprochar a la serie es la elección de los actores. Todos muy guapos. Pero como hemos dicho, es una serie emitida de la CW y algo de su sello distintivo debía influenciar a la serie. En cualquier caso, dejando de lado las actuaciones que aprueban con un suficiente alto, el argumento que avanza inexorablemente hace que te enganches a la serie. Aquí un presente y su señora esposa se vieron las dos primeras temporadas en semana y media, y es que no podíamos dejar de ver con que giro nos iban a sorprender en el siguiente episodio. No se si lo habéis leído en otro blogs, pero comparto con muchos comparar esta serie, por tener bastante en común argumentalmente, con otras grandes como “Lost” o “Battlestar Galactica”. Ahí queda eso.

Poco más que decir. Bueno, si, para el que le interese, “Los 100” es una adaptación de la novela homónima de Kass Morgan. Sobre el libro no he leído muy buenas críticas, sobretodo si se la compara con la serie de televisión.

Actualmente se está emitiendo la tercera temporada, la cual, tras unos primeros capítulos bastante planos, ha vuelto a tomar esa buena costumbre de tirarnos a la cara giros inesperados de guión. Esperemos que con la confirmación de la renovación por una cuarta temporada, los guionistas tengan aún más margen para sorprendernos. En cualquier caso, si no la habéis visto, estáis tardando.

Ashphilo

Padre, marido, hijo, nieto, asiduo lector, devorador de series, cinefilo, coleccionista de mis cosas, elfo de nivel 85,.... en resumen, yo.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *