Series de nuestra infancia: “Sherlock Holmes”

Volvemos un mes más, tras una pausa por motivos personales, con nuestra sección más nostálgica, esta vez para recordar una serie algo más próxima, en lo que a tiempo se refiere. Retrocedemos hasta los años ochenta para recordar la serie de dibujos animados “Sherlock Holmes” (lo sabemos, en vuestra mente ha empezado a sonar la sintonía del opening).

Fue a finales de los ochenta que la serie basada en el personaje creado por Arthur Conan Doyle llegaba a las pantallas de tubo de nuestros hogares a través de TVE, y posteriormente en forma de reposición en algunos canales autonómicos. Con tan sólo 26 episodios la serie fue todo un éxito entre la chavalería de la época.

Uno de las características más representativas de la serie era su animación cuidada y su mimo por el detalle, y es que, aunque en aquella época era un total desconocido para nosotros, tener detrás del proyecto a un nombre de tal envergadura para el mundo de la animación como es el de Hayao Miyazaki, se hizo notar. Pero el desarrollo de “Sherlock Holmes” no fue un camino de rositas.

La influencia de Miyazaki y su pasión por los aviones, marcaría tendencia durante toda la serie.

La influencia de Miyazaki y su pasión por los aviones, marcaría tendencia durante toda la serie.

La serie nace en 1981 fruto de la colaboración entre el estudio de animación Tokio Movie Shinsa (actualmente TMS Entertainment) y la cadena italiana RAI. El concepto era crear una serie, basada en los relatos y personajes creados por Conan Doyle, pero adaptados a un público infantil, lo cual, como de costumbre en las series de la época, significaba que los personajes serian con apariencia antropomorfa, siendo en su mayoría perros.

Así fue como el proyecto recayó en manos del gran Miyazaki y junto a su equipo se ponen manos a la obra. Pero en 1982 el proyecto fue paralizado debido a una querella puesta por los descendientes de Arthur Conan Doyle por problemas con el copyright. A estas alturas, el cofundador del Studio Ghibli sólo había podido realizar seis episodios.

En 1984, y seguramente con los bolsillos de algunos hijos oportunistas llenos de dinero fresco, Tokio Movie Shinsha retomaba la producción de la serie con 20 nuevos episodios, la dirección de los cuales recayó en Kyosuke Mikuriya.

La serie consta de un total de 26 episodios, y que a modo de procedimental, narran diferentes casos en los que tenía que intervenir el inspector Holmes. Para acercar aún más la serie al público infantil, Sherlock siempre se vería ayudado por algún personaje infantil.

Moriarty y su

Moriarty y su “ja je ji jo ju”, un acierto al adaptar su doblaje al público objetivo.

Lo que si es cierto es que durante toda la serie se notó la huella dejada por Hayao Miyazaki en la serie. Suyos son las maquinas imposibles, impulsadas por vapor, que vemos durante toda la serie, así como el reflejo de su pasión por los aviones, dando al conjunto un estilo muy steampunk.

Sobre los personajes de la serie, poco que decir. A los ya conocidos Sherlock Holmes (con su lupa, con su pipa y su gabán,…), Doctor Watson e Inspector Lestrade, añadir a un malvado Profesor Moriarty y su característica risa “ja je ji jo ju”, que fue doblado acertadamente por Luis González Páramo. Haciendo un revisionado de la serie, uno se da cuenta que la voz original debía ser mucho más oscura y seria, dando un aire poco acertado de la serie para el público al que iba dirigido, y que al dar ese toque tan particular, si bien se pierde el objetivo original, consigue dar al personaje un aire más divertido.

La música del opening y del ending son variaciones de las versiones italianas, que no de la serie original, y fueron cantadas por el Grupo NINS. El resto de la banda sonora es obra de Kentaro Haneda, un habitual en los animes de la época, y que además puso música a varios juegos de las videoconsolas Nintendo y Super Nintendo.

Los DVD’s de “Sherlock Homes” pueden adquirirse a un precio que ronda los 20 €. Su calidad deja bastante que desear ya que se ha usado como base la edición italiana, quedando una imagen de video muy parecida a la que pudimos disfrutar en televisión. En cualquier caso, es una buena compra, ya que es una gran serie para ver con las generaciones venideras, y sus reposiciones en televisión no se han prodigado mucho.

Por mi parte voy ha seguir viendo algún capitulo más, me ha picado el gusanillo. Nos vemos en un mes con más series nostálgicas.

Ashphilo

Padre, marido, hijo, nieto, asiduo lector, devorador de series, cinefilo, coleccionista de mis cosas, elfo de nivel 85,.... en resumen, yo.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *