Series de nuestra infancia: “Inspector Gadget”

Volvemos como cada mes con nuestra entrada nostálgica sobre las series que con más cariño recordamos de nuestra infancia. Para esta entrega he rebuscado por mis recuerdos para intentar traer una obra original, algo que no fuese una adaptación de obras ya clásicas, o que tuvieran un fin divulgativo. Vamos, que hoy quería traer diversión y punto.

“El Inspector Gadget” es una serie de televisión co-producida por Francia, Canadá, Estados Unidos y Japón, y animada a caballo ente DIC Entertainment y la Taiwanesa Cukoo’s Nest Sudio. Con tal cantidad de países metiendo dinero en el proyecto, acabó teniendo dos doblajes originales, uno en inglés y otro en francés, que es el que nos llegaría a España, y del que se mantuvieron los nombres de los personajes.

Para el que no conozca la serie, el Inspector Gadget es un policía de Metro City, aunque esto no era ningún impedimento para que fuera a resolver casos alrededor del mundo. Su particularidad era que este inspector, aparte de ser bastante patán, era un ciborg equipado de varios artilugios, colocados por todo su cuerpo y que podía activar por voz. Para el recuerdo de todos nosotros a quedado la frase de “¡Adelante Gadgeto-coptero!.

Para equilibrar el nivel intelectual de Gadget, a este siempre le siguen en secreto su sobrina Sophie y el fiel perro Sultán. Sophie tiene un libro-ordenador desde donde obtiene cualquier información e incluso puede burlar los controles de cualquier equipo electrónico. Sultán, por su parte, es un as en el uso de disfraces, y su habilidad para andar a dos patas le hace irreconocible ante Gadget.

Los episodios son bastante repetitivos en su esquema. El inspector Gadget recibe un mensaje en papel del comisario Gotier, disfrazado y apareciendo del lugar más inesperado, el cual siempre contiene la misma frase final “Este mensaje se autodestruirá”. Y así es, pero antes Gadget dice eso de “No se preocupe jefe, siempre cumplo con mi deber”, a la par que hace una bola de papel y la tira antes de explotar, con fatídicas consecuencias para el propio Gotier.

Las misiones siempre tienen algo que ver con el archienemigo de Gadget, el Dr. Gang y sus secuaces, los agentes de MAD. Del Dr.Gang decir que nunca vemos su cara, simplemente podemos apreciar una mano que acaricia a su inseparable gato, mientras ve por un monitor los movimientos del inspector.

Sophie y Sultán ayudan en secreto a Gadget mientras este no ve lo que sucede realmente a su alrededor, confundiendo al enemigo real por aliados, y acusando como principal sospechoso al pobre Sultán disfrazado.

Al final, y tras una sucesión incontables de gadgets por parte del inspector, este sale ileso de la misión, mientras que Sophie y Sultán resuelven el caso, siendo ellos mismos los que llaman al comisario Gotier. Por su parte, el Dr. Gang escapa de su escondite secreto, pero eso si, sin enseñar su rostro.

Al final de cada episodio, el Inspector Gadget daba algún consejo sobre seguridad.

Recursos infinitos para el peor inspector de la historia.

Recursos infinitos para el peor inspector de la historia.

La serie original consta de dos temporadas. En España empezó a emitirse en 1984, y como aquí somos tan chulos, de los 65 episodios que componían la primera temporada, se emitieron sólo 26. Para ver el resto tuvimos que esperar a 1986, año en que se emitió los 21 episodios de la segunda temporada junto con todo el material inédito.

La serie fue un éxito, pero los cambios producidos en la segunda temporada (nuevos personajes, episodios serializados, …) no fueron los acertados y la serie fue finalizada, pero no así el personaje que obtuvo, años después, unos cuantos spin-off: “Los viajes del Inspector Gadget”, “Gadget y los Gadgetines”, “Gadget Boy”. Actualmente se está realizando, por parte de Netflix, una nueva serie de animación 3D con los personajes originales.

Para olvidar, las dos adaptaciones a imagen real, tanto la primera parte protagonizada por Mathew Broderick, como su secuela, que de tan mala que era se estrenó directamente en vídeo y DVD.

Si queréis tener un bonito recuerdo de vuestra infancia, no quites el sticker.

Si queréis tener un bonito recuerdo de vuestra infancia, no quitéis el sticker.

Como curiosidad, comentar que existe una forma de conocer el rostro del malvado Dr. Gang, y es que en 1992 salió una línea de juguetes de la serie, y uno de ellos era el del archienemigo del Inspector Gadget. La verdad es que la empresa que los comercializo por lo visto eran unos cachondos, y pusieron un sticker justo en la parte de la caja que desvelaba su cara, haciendo que tuvieras que comprar la figura para conocer la verdadera cara del mal… por cierto, es un rato fea.

Para finalizar decir que la serie es divertida y entretiene, con lo que cumplió con creces su cometido. En la actualidad es imposible desfrutar de la serie en castellano, al menos por los canales legales, así que quien quiera recordar al Inspector, o bien puede ver alguna de sus adaptaciones en imagen real (lo cual desaconsejo) o bien esperar que llegue a nuestras pantallas la nueva serie de animación 3D.

Por mi parte nada más, me despido con un ¡Adelante Gadgeto-patines!.

Ashphilo

Padre, marido, hijo, nieto, asiduo lector, devorador de series, cinefilo, coleccionista de mis cosas, elfo de nivel 85,.... en resumen, yo.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *