Series de nuestra infancia: “D’Artacán y los tres mosqueperros″

Volvemos de nuevo con esta sección para hacer una vista hacia atrás y descubrir que es cierto aquello que dicen que tiempos pasados fueron mejores, aunque en el mundo televisivo, dudo que vuelvan. Hoy vamos a recordar una de esas series que nos acercaba a la literatura clásica.

Momentos inolvidables.

Momentos inolvidables.

La serie de dibujos animados “D’Artacán y los mosqueperros” está basada, como bien indicaba al inicio de cada episodio, en la obra de “Los tres mosqueteros” de Alejandro Dumas, y fue animada por los estudios Nippon Animation para la, por aquel entonces poderosa BRB Internacional, quien por aquellos años (principios de los 80) fue una de las grandes productoras española de series de animación.

Los personajes de “D’Artacán…”, como muy bien recordareis todos, estaban representados por animales antromorfizados, principalmente en canes. Es por ello que los nombres fueron adaptados a su parecido perruno, convirtiendo a D’Artagan en D’Artacán; Aramis en Amis, el springel spaniel; Dogos, el gran san Bernardo sería el equivalente de Phorton; Athos sería escenificado como un pastor alemán llamado Pontos; y finalmente la protagonista femenina Julieta, que rebautizaba a la doncella de la reina Ana de Austria, Constance Bonacieux. A parte de los perros, otros animales se paseaban por la serie, como la gata Milady o el ratón Pom.

La serie, emitida en 1981 por TVE en la “sagrada” famosa franja de los sábados, reservada para los dibujos (a eso de las 15:30), arrancaba, en su primer episodio, con un pequeño D’Artacán viviendo en su Gascuña natal, de donde parte a Paris para convertirse en un mosqueperro. Allí es donde conoce a los tres moqueperros, Amis, Dogos y Pontos, y junto a ellos luchará contra los planes del malvado cardenal Richelieu. Vivirá un montón de aventuras, encontrará nuevas amistades, como la del divertido ratón Pom, y conocerá a su primer amor (y también el de muchos niños de la época), Julieta. Y así, semana tras semana, los chavales de aquella época esperábamos que algún día D’Artacán se convirtiera por fin en el cuarto mosqueperro.

Cuando acabéis de tararear la cancioncita, que corría a cargo del grupo Popitos, seguimos.

Al principio de la entrada comentaba que tiempos pasados fueron mejores, y es que si algo tenían los dibujos de antes, es que en su mayoría eran adaptaciones de obras clásicas. Como ejemplo “Ulises 31”, “La vuelta al mundo de Willy Fog”, “Riu el pequeño cid”… ,tranquilos que iremos acercándonos a ellas en futuras entregas. Otra característica que diferencia a los dibujos de antes con los de ahora es que de alguna forma, los productos dirigidos al público infantil, intentaban inculcar valores, cosa que no se prodiga mucho en la actualidad y que esta serie lo hacía desde su intro inicial.

Esta serie, basada en la novela de Alejandro Dumas “Los tres mosqueteros”, pretende a través de sus divertidos protagonistas resaltar dos virtudes que nunca se deben olvidar: El Honor y La Amistad.

Este texto que podía leerse al inicio de cada capítulo, resaltaba las palabras Honor y Amistad, haciendo así hincapié en los valores que pretendía inculcar la serie al público infantil.

“D’Artacán y los tres mosqueperros” puede conseguirse en DVD por unos 25 € y contiene los 26 episodios de los que consta la serie. No esperéis extras o subtitulos, está la serie tal cual la vimos en los ochenta.

¡¡Todos para uno, y uno para todos!!

¡¡Todos para uno, y uno para todos!!

Antes de acabar, comentar que en 1991 BRB Internacional lanzó una secuela llamada “El retorno de D’Artacán” y que adaptaba la obra “El vizconde de Bragelonne”. 26 episodios que pasaron por TVE sin pena ni gloria debido a una animación bastante malograda. Y para los completistas, la franquicia de D’Artacán también tiene dos películas animadas: “D’Artacán: El largometraje”, que simplemente es la primera serie resumida en una hora aproximadamente, y “D’Artacán en Uno para todos y Todos para uno” que adapta otra obra de Dumas, “El hombre de la máscara de hierro”.

Por el momento nada más. Aún no tengo claro que serie será la protagonista en la siguiente entrega de esta sección, pero “Erase una vez… el hombre” tiene bastantes puntos, aunque estoy abierto a sugerencias.

Ashphilo

Padre, marido, hijo, nieto, asiduo lector, devorador de series, cinefilo, coleccionista de mis cosas, elfo de nivel 85,.... en resumen, yo.

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Raquel dice:

    Muchísimas gracias por todas estas entradas que me han hecho retroceder 30 años atras!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *