Review de montaje Lego: 10241 Maersk Line Triple-E

A principios del 2014 Lego anunció el lanzamiento de un set en la línea Creator-Expert. Se trataba de una bonita maqueta del barco portacontenedores estrella de la compañía Maersk Line, el Triple-E.

¿Por qué comprar un Lego que no es de Star Wars?

Se me ocurrió que podría ser un estupendo regalo para mi señor padre, ahora felizmente jubilado, pero que anteriormente había pasado casi toda su vida trabajando en un astillero. El primer intento en la compra hizo aguas, ya que el stock en la S@H cuando lo lanzaron en enero duró un suspiro. Tuve que esperar otros dos meses para poder comprarlo pero, tras verlo completamente montado, la espera ha merecido la pena.

Vale, soy un poco tramposo.

Avisaros de que esta review tiene un poco de “trampa”, ya que voy a hacerla basándome en lo que me ha contado mi padre, las fotos que me ha ido enviado y el visionado que le he pegado al manual de instrucciones. Vamos, que realmente no he sido yo el que lo ha montado. Pero creedme si os digo que he puesto tanto interés en el proceso, en revisar las fotos durante el montaje, hacer las fotos para mostrarlo y en los esquemas del manual que, permitidme la arrogancia por mi parte, tengo una idea bastante aproximada de como ha sido.

El Triple-E real.

Aclarado este punto, dejadme que os presente al verdadero Maersk clase Triple-E. La Maersk Line es la división de transporte de contenedores de Maersk Group, os sonara porque veréis su nombre rotulado en muchas películas o documentales donde aparezcan puertos y barcos portacontenedores. Pues bien, la Maersk Line encargó a principios del 2011 la construcción de 20 de estos gigantes del mar a los astilleros Daewoo en Corea del Sur.

Para que os hagáis una idea de lo monstruoso que es este barco, tener en cuenta que tiene 400 metros de eslora, 59 metros de manga, 14,5 metros de calado, cada uno cuesta unos 185 millones de dólares, un peso muerto de 165.000 toneladas y tiene capacidad para más de 18.000 contenedores TEU. Por cierto, el Tripe-E que le da nombre se refiere a los tres principios fundamentales en los que se ha basado el diseño: “Economy of scale, Energy efficient and Environmentally improved” (Economía de escala, eficiencia energética y menor impacto medioambiental). En fin, si quereis saber mas sobre el barquito en cuestion, os recomiendo que os busqueis el documental del Discovery Channel sobre el Triple-E.

El Triple-E

El Triple-E “Mærsk Mc-Kinney Møller” a su paso por el Canal de Suez en su viaje inaugural.

Volvamos al Lego

No es la primera vez que Lego colabora con Maersk Line para la creación de sets, pero sin duda este es el más espectacular de todos ellos. Hablamos de un set de más de 1.500 piezas, que mide unos 65 cm de largo y cuesta alrededor de 140€. Y sin embargo es tremendamente sencillo de montar, pero ya iremos a eso un poco más tarde. Antes de comenzar con el montaje propiamente dicho, contaros algunas peculiaridades sobre este set. El manual incluye algunas páginas hablando del Triple-E en la realidad así como de la Maersk Line. Este set utiliza unos colores bastante raros, usados solamente en algún otro set anterior de la Maersk Line (acordaros del “Blearsk” que comentábamos en el Diccionario de Lego). Además, viene con una peana para colocarlo a modo de maqueta con las características del Triple-E real.

Grande pero muy sencillo.

Que no os asusten las 1518 piezas, ni la etiqueta de “Creator – Expert”, ni los 65 cm de largo. La construcción del Triple-E es muy sencilla. Una vez montado queda bastante impresionante como maqueta, pero si lo que buscas es un reto a la hora del montaje, o técnicas algo más allá de las básicas, vete olvidándote. Empezamos de abajo arriba por el casco, primero el fondo granate y luego la parte “Blearsk”. Lo único un poco destacable es el bulbo de proa y las zapatas donde se colocarán los dos motores del Triple-E mas adelante, que tienen un par de ejes que llevan a las dos hélices. Según vamos levantando el casco vemos que colocan una “ventana” para que desde fuera se pueda apreciar uno de los motores.

La base del casco, se pueden ver las zapatas donde luego irán los motores y el puente.

La base del casco, se pueden ver las zapatas donde luego irán los motores y el puente.

Ladrillo sobre ladrillo seguimos levantando el casco.

Ladrillo sobre ladrillo seguimos levantando el casco.

Los motores los construimos aparte para luego encajarlos en sus respectivas zapatas cuando el casco llega al último nivel.

Detalle de uno de los motores.

Detalle de uno de los motores.

Sí que quiero destacar la parte superior de la proa donde, en lugar de seguir levantando ladrillos, utiliza técnicas SNOT con un par de bisagras para mantener la forma.

Detalle de la parte superior de la proa.

Detalle de la parte superior de la proa.

Una vez terminado el casco, se monta la cubierta donde irán los bloques que hacen las veces de contenedores, el puente y las chimeneas. Empezamos a poner “Stamps”. Esta no la añadí al diccionario, pero “Stamp” se refiere a las pegatinas que ocupan más de una pieza y que son un engorro cuando desmontas el set (“Stickers-Across-Multiple-Pieces”).

Detalle del lateral del casco donde está el

Detalle del lateral del casco donde está el “Stamp” con el nombre de la compañía.

Detalle del puente con las dos chimeneas al fondo.

Detalle del puente con las dos chimeneas al fondo.

Ya concluida esta fase, montamos los bloques que serán los contenedores: son ladrillos y placas estándar de 2×4 de diversos colores, eso sí, con muchas “Stamps” en ellos.

El Maersk Line Triple-E completo y cargado.

El Maersk Line Triple-E completo y cargado.

Lo subimos a la peana, y listo, tenemos la maqueta completa. Os dejo un par de fotos del detalle de los motores, tanto vistos desde arriba como desde la “ventana” que tiene a babor.

La vista del motor desde babor.

La vista del motor desde babor.

El mismo motor, visto desde arriba.

El mismo motor, visto desde arriba.

Y acabamos con un par de fotos del Triple-E completo, sin carga primero y con los contenedores después. Como podéis observar, su propio peso hace que coja cierta tendencia a curvarse hacia abajo en los extremos.

IMGP0403

IMGP0402

Y eso es todo, supongo que estaréis de acuerdo conmigo en que, pese a no suponer un gran reto a la hora de montarlo, el conjunto queda genial para poner encima de una estantería en el salón, mas aun en la casa de una persona que ha trabajado más de 40 años en un astillero.

Nota: En este caso no todas las fotos son mías, algunas son de mi padre.

También te podría gustar...

4 Respuestas

  1. morales dice:

    Hola como hago para comprar el set de legos del barco de la merks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *