Los MMORPG y la perdida de vida social.

Tras años de experiencia en MMORPG de todos tipos, colores o sabores quiero devolverle a este tipo de juegos el pequeño favor que me hicieron. ¿Qué por qué digo devolverle? Porque prácticamente todos los artículos que se escriben al respecto, los tachan de juegos come-vidas. Poco más o menos que te absorben el cerebro, destruyendo todo lo que te rodea en tu vida real, y ojo no digo que no haya casos en que pasen estas cosas, pero yo quiero dar otro punto de vista “diferente”.

Diferentes temáticas, diferentes épocas, diferentes dinámicas, Lineage, Ragnarok Online, SWTOR o el World of Warcraft y un largo etc… Todos ellos planeados como drogas duras camufladas de videojuego. Juegos que por muy “casual” que quieras ser, siempre te exigían un mínimo de horas, demasiado elevado para seguir el ritmo de los demás, y lo peor, es que por muchas horas que le dieras siempre te parecían pocas.World-of-Warcraft-Logo

Pero como ya dije al principio no todo podía ser malo, prácticamente todos estos juegos tienen dos vertientes el PVE (player versus enviroment) o PVP (player versus player) y a su vez ambas tienen algo en común, necesitas otras personas, no sólo como rivales sino también como aliados. Y ahí es donde yo quería llegar con este artículo, las personas con las que “convives” en ese mundo virtual.

Ya fuera en épocas de estudios, de soltería y ya con más dificultad de vida en pareja le dediqué, quizás, demasiadas horas a estos juegos pero me dieron uno de los mejores regalos de la vida, AMIGOS, y si lo pongo con mayúsculas porque así lo siento. No sé si fue el cálido anonimato, el tener un tema en común del que poder hablar siempre, pero lo que empezó como una simple hermandad o guild, pasó a ser un sentimiento de equipo y acabó teniendo la complicidad de una familia.

South-Park-World-of-Warcraft-dude

No puedes matar lo que no tiene vida

 

Los años pasan y ya casi ninguno juega, algunos como los grandes deportistas (no profesionales) han vuelto a jugar, pero en servidores piratas, solo un ratito… ya sabes por quitar el mono. Conoces a gente nueva y todos pasaron por algún MMORPG, es inevitable acabar contando anécdotas o poner logros en común. Y entre esos logros suelen surgir las historias. En mi caso año tras año seguimos brindando visitas a nuestros antiguos camaradas en Eibar, me fui a Almería y Bilbao de fiesta, conocí Fuengirola, Madrid e incluso Copenhague. Gente que me abrió sus vidas y sus casas de manera totalmente desinteresada y por los que yo hago lo mismo.

Os juntáis a tomar unas cañas, una comida, una cena, os ponéis al día… pero enseguida acabáis recayendo en las anécdotas, ¿te acuerdas de aquel raid? ¿Qué sería de… (Rellenar con algún nick ridículo) que tenía aquella voz tan rara? ¿Viste que sacan una expansión nueva? También hay sitio para el amor y el cotilleo, ¿te enteraste de que tal y cual se casaron? El único problema de estas reuniones, suele ser, que al hacernos mayores vamos trayendo nuevas parejas, que no controlan el argot y siempre hay alguna persona compasiva que intenta hacer una traducción simultánea mientras nos miran con cara de:” yo creía que erais normales, mientras susurran frikis, como el pobre Smeagol hablando con Gollum”.

No sé quién me lo dijo el otro día, pero la expresión se me quedó grabada, al final estos juegos se convierten en chats caros, y estoy totalmente de acuerdo, porque llegó un punto en que simplemente estabas conectado para charlar con esos amigos que habías hecho, que estaban ahí para compartir tus miserias y alegrías de una forma totalmente desinteresada al igual que tú para ellos. Por eso escribo este artículo, porque creo que le debía a este tipo de juegos hacerlo y para decirles a todos esos amigos en la distancia, que aquí seguimos para lo que haga falta.

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. ilariel dice:

    Ummm, habría mucho que hablar sobre este tema. A mí me toco unos añitos y básicamente me quedo con lo de “con niños se acuesta….”

  2. Muza dice:

    Pasado el tiempo sólo recuerdas lo bueno… también es verdad que la media de edad de la guild estaba compensada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *