Se lo que viste el último verano

Pensando que temas traer al blog, me ha asaltado el recuerdo de aquellas críticas de cine que escribía en el blog cuando aún tenía el suficiente tiempo para dedicarme a ello, así que ayer por la tarde que tenía un par de horas libres decidí escribir una sobre alguna de las cintas que he visto durante este último verano. A los cinco minutos de darle vueltas, y viendo que iba a invertir más tiempo en pensar sobre que película iba a hablar que en lo que disponía para escribir, decidí cortar por lo sano y tirar la casa por la ventana; voy a escribir sobre todo lo visto durante este verano.

La primera visita a las salas de cine, en parte para escapar de las altas temperaturas, fue para ver “Warcraft : El origen“. Es cierto que su estreno fue el 3 de junio, y el verano aún no había llegado, pero os prometo que cuando yo fui ya era pasado el 20 de junio. Tecnicismos a parte, para el que no lo recuerde, la cinta esta basada en la saga de videojuegos de Blizzard, “Warcraft”. El aquí firmante, en sus tiempos mozos fue jugador de las dos primeras entregas, y aunque me he mantenido alejado del MMORPG que ha mantenido a flote todo este universo, si que he jugado a “Hearthstone” (juego de cartas ambientado en la misma saga), pero no por ello me considero un conocedor de toda la mitología que une a los diferentes títulos.

Ragnar farmeandose unos orcos.

Ragnar farmeandose unos orcos.

La cinta está protagonizada por Travis Fimmel, famoso por dar vida a Ragnar en la serie “Vikingos”, y cuenta como los hombres del reino de Azeroth deben hacer frente a una desconocida invasión: una horda de orcos llegados, a través de un portal, de otro mundo al que han dejado sin recursos.Toda una escusa para traernos una película fantástica con épicas batallas entre hombres portando armaduras imposibles y CGI’s en forma de orcos. La cinta entretiene sin pasarse, y la historia avanza sin sorprender. Por decir algo bueno de ella, es quizás hasta la fecha de las mejores películas basadas en un videojuego.

La siguiente película que fuimos a ver en familia fue “Ninja Turtles: Fuera de las sombras“. Tener una menor en casa hace que muchas veces tengas que ver cosas que en otra época no verías ni que la pasaran por la televisión. Pero bueno, aquí vamos eligiendo entre toda la familia, y como en esta nueva entrega también participa Stephen Amell, más conocido por interpretar al “Arrow” televisivo, mi señora tampoco puso muchas pegas.

Sobre la película poco que decir: CGI, CGI, Cowabunga, CGI, CGI, Megan Fox (Ufff)….. y del argumento recuerdo que era una locura nada creíble, que incluso ya he olvidado, (¿A alguien que quiere ver una película de las Tortugas le interesa conocer la sinopsis?, no creo). Lo que me gustó es que en esta entrega introdujeran personajes secundarios de la serie de animación de los ochenta: Casey Jones, Bebob, Rocksteady y el General Krang. Por lo demás, la película es lo que es, y si os gustó la primera parte, ésta también lo hará.

Sigue nadando, sigue nadando,...

Sigue nadando, sigue nadando,…

Buscando a Dory” es esa película que todos los padres hemos querido ir a ver con nuestros hijos este verano. Seamos sinceros, el buen recuerdo que nos dejó “Buscando a Nemo” ha provocado que muchos adultos intentarán ver esta cinta de animación en versión original para poder disfrutar de ella en el ambiente más placentero posible. “Buscando a Dory” puede clasificarse tanto como secuela como spin-off de su antecesora. Repitiendo el sencillo argumento de un pez perdido, en este caso es Dory, a quien Nemo y su padre han de buscar y rescatar, disfrutamos de una película llena de ternura, emotividad y toques de humor, mientras descubrimos el origen del famoso pez azul, a quien vuelve a poner voz Anabel Alonso.

Desde mi opinión pondría a esta nueva secuela producida por Pixar entre “Toy Story 2” y “Monstruos: University”. En cualquier caso, además de disfrutar de Dory, quisiera mencionar el corto que pasaron antes, “Piper“: una maravilla tan bien realizada que me hizo dudar de si lo que estaba viendo era animación o imagen real.

Como no todo lo que vemos tienen que ser frikadas, (y porque mi mujer también tiene derecho a elegir) vimos “Antes de ti“, una comedia romántica protagonizada por la Madre de Dragones, Emilia Clarke. El argumento sigue los patrones de este tipo de cine: Una alegre e ingenua joven que nunca ha salido de su pueblo encuentra un nuevo trabajo; cuidar a un joven y apuesto hombre de negocios que tras sufrir un accidente queda paralitico… Y ya os podeis imaginar el resto.

Este tipo de películas no es que sean especialmente de mi agrado, pero el como se desarrolla la historia, la química entre los protagonistas, y las diferentes escenas cómicas, hacen de “Antes de ti” una película que, en contra de mi predisposición, me sorprendió gratamente.

Hasta este momento podríamos decir que las visitas a las salas de cine estaban siendo provechosas, pero no siempre fue así, pues una semana después vimos “Mi amigo el gigante“, la nueva de Steven Spielberg. No voy a extenderme mucho, pero su gran fallo es que está basado en un cuento de Roald Dahl, y supongo que más bien corto, porque hay muchas escenas alargadas innecesariamente que hacen que la trama avance muy poco a poco. Además, todo rezuma un tufo demasiado infantiloide para mi gusto.

Tras este fiasco, otro, “La leyenda de Tarzán“, protagonizada por Alexander Skarsgård (Eric Northman en “True Blood”), y que del Tarzán clásico tenía bien poco: Ningún porteador se cae montaña abajo, no hay pelea bajo el agua con un cocodrilo, y no sale Cheeta. Ni la presencia de la guapísima Margot Robbie pudieron arreglar esta producción que incomprensiblemente tenía uno de los peores CGI’s que he visto últimamente.

Por si fuera poco, tres días después fui arrastrado a ver “Zipi y Zape y la Isla del Capitán“, que aunque no esté mal del todo, es un producto muy dirigido al publico infantil, y personalmente me aburrí como una ostra. Supongo que a quien le haya gustado la primera entrega (cosa que yo no he hecho) le encantará esta, al menos eso me dió a entender la cara de mi hija tras la proyección.

Siguiendo con esta mala racha, “Mascotas“, una película de animación que nos vendieron como un “Toy Story” con animales. Yo ya le dije a mi señora que la cinta me pintaba a tufazo, que si detrás estaba la productora de “Gru, mi villano favorito”, y el trailer no enseñaba nada del argumento, sólo cuatro gags graciosos, la película iba a ser otro “Los Minnions”; una siesta muy cara. “Mascotas” bien podría ser un capitulo largo cualquier serie que hacen en Boing, pues tiene un estilo demasiado cercano al Cartoon. Sinceramente, ver un conejo asesino conduciendo un camión a todo trapo me saca totalmente de la película. Quizás no tuviera queja por ver esta película en el cómodo sofá de casa, pero en el cine prefiero ver otras cosas.

¿A quién vas a llamar?

¿A quién vas a llamar?

Y tras todos estas decepciones, “Cazafantasmas“, para mi la película del verano. Lo cierto es que fuimos con la mosca tras la oreja, pues había leído críticas tanto a favor como en contra de este reboot del clásico de 1984. Y yo no se que problema tienen esos que han puesto a parir la película, no se si serán machistas y no soportan ver a mujeres como protagonistas, pero es que las chicas lo hacen fenomenal, destacando entre ellas Melissa McCarthy. La película es una gozada tanto para los que disfrutamos de la original como para nuevas generaciones, pues aunque por si sola funciona estupendamente, para los más nostálgicos tenemos un montón de referencias durante todo el metraje, tanto del original “Cazafantasmas” como de cultura pop de la época.

A todas esas voces críticas les invitaría que revisarán la cinta de 1984 y se darán cuenta de que ha envejecido muy mal, que este reboot llega en el momento adecuado para que las nuevas generaciones puedan disfrutar como nosotros lo hicimos de pequeños.

Tras este subidón me llevé a mi hija a ver “Star Tek: Más Allá” para ver si también quedaba atrapada por esta franquicia galáctica. Aunque tras ver la película quedé convencido que había hecho mal, pues esta nueva entrega tenía bien poco del espíritu de Gene Roddenberry y la exploración espacial. Después de las dos magnificas entregas que nos regaló J. J. Abrams, Justin Li se ha puesto a los mando de la nave y ha cogido rumbo a las escenas de acción desenfrenadas y gratuitas (nunca imaginé que vería a Kirk pegando saltos sobre una moto mientras la música suena de fondo a todo trapo). Es cierto que al final te entretiene, pero no es la película que quería ver.

La última visita al cine del verano ha sido para ver “Kubo y las dos cuerdas mágicas“, una película donde el stop-motion y el origami se dan la mano. La productora Laika es la culpable de que por fin, en verano, disfrutemos de un producto fresco y original, con una historia de samurais y magia muy bien narrada que encaja perfectamente con esta difícil técnica de animación. Si aún estáis a tiempo corred al cine a verla, pues su belleza es mucho más disfrutable en pantalla grande. No os vais a arrepentir.

Y hasta aquí el fin de mis visitas al cine para escapar del calor. La próxima vez será simplemente porque realmente quiero ver ESA película.

Ashphilo

Padre, marido, hijo, nieto, asiduo lector, devorador de series, cinefilo, coleccionista de mis cosas, elfo de nivel 85,.... en resumen, yo.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *