Review Lego: 75056 calendario de adviento de Star Wars

Me llegó hace unas semanas y podría decir que no he podido resistirme a abrirlo antes de tiempo, pero en realidad nunca lo compre con la intención de usarlo tal y como se supone que debes de usarlo (todos sabéis que mi espíritu navideño tiende a cero). Para ser sincero, lo que me hizo comprar este set fue la minifig de Vader vestido de Papa Noel, el resto no es nada del otro mundo si tenemos en cuenta la cantidad de sets y minifigs que tengo.

Antes de nada, ¿qué es un calendario de adviento?

Pues básicamente es un calendario para ir contando los días que faltan para Navidad, empezando generalmente el 1 de diciembre, en el que cada día se va descubriendo un pequeño regalo en forma de juguete, parte de una historia, alguna golosina. En fin, si queréis saber de dónde proviene esta tradición, podéis echarle un ojo al artículo de la Wikipedia que lo explica muy bien.

Y en Lego pensaron: ¿Porque no?

Fue en 1998 cuando Lego lanzo el primer calendario de adviento basado en serie “classic” (básicamente ladrillos, todo mucho más cuadrado de lo que vemos hoy en día y sin minifigs). La idea podía perfectamente encajarles, 24 pequeños modelos en una caja y la vendemos. Por aquella época no parecía que tuviesen muy claro por dónde tirar y, aunque ya existían las clásicas series Town, Castle o Space, daban algunos palos de ciego con series como Scala o ZNAP. Fue en 2005 cuando el calendario de adviento pasó a ser de la serie “City”, y así se ha mantenido casi hasta hoy, cambiando algunos años por “Pirates” o “Castle”.

Y claro, viendo que el calendario empezó a coger cierta fama y que todos los años conseguían vender bastantes unidades, no tardaron mucho en unir la idea con la franquicia que más Lego vendía: Star Wars. En 2011 lanzaban a la par el clásico calendario de adviento de la versión “city” y una nueva versión “star wars”. El reclamo principal para este último era que incluían una versión exclusiva de minifig vestida de Papa Noel, generalmente algún personaje importante en las películas: Yoda, Darth Maul, Jango Fett y, este año, Darth Vader.

Ya llegamos, 75056 calendario de adviento de Star Wars

Después de este poquito de historia de Lego, vamos a lo que es el meollo de este artículo, el calendario de adviento de este año.

Hablemos un poco del continente. Aunque pueda parecernos una caja normal de Lego, por sus dimensiones y demás, realmente no lo es. Dentro de la caja no hay manual de instrucciones, y si abrimos un lateral de la caja nos encontraremos con una bandeja compartimentada, en plan huevera.

Pero esta caja no está pensada para abrirla por un lateral y descargar todas las piezas, si no que el frontal es doble, de forma que cuando desplegamos el primero, podemos ver la segunda capa con los días del 1 al 24 marcados y con ventanitas troqueladas.

El mecanismo es sencillo, cada día abriremos la ventanita correspondiente y nos dará acceso a un compartimento donde tendremos una bolsita con el mini set (o la minifig) asignado al día. En la parte que descubrimos de la ventanita podemos ver las sencillas instrucciones para el montaje.

A continuación os mostramos los 24 regalos que van en el set:

Snowtrooper, X-wing pilot, TIE pilot, Luke, Xmas Trooper, General Rieekan

Snowtrooper, X-wing pilot, TIE pilot, Luke, Xmas Trooper, General Rieekan

Unidad R2, Super Battle Droid

Unidad R2, Super Battle Droid

Landspeeder y vaporizador

Landspeeder y vaporizador

TIE y lanzadera imperial

TIE y lanzadera imperial

Snowspeeder, Y-wing

Snowspeeder, Y-wing

AAT, Vulture Droid

AAT, Vulture Droid

Cañones varios

Cañones varios

Speeder bike, Jedi Starfighter

Speeder bike, Jedi Starfighter

Armero, chimenea

Armero, chimenea

Y esta es la minifig exclusiva que nos trae el calendario de adviento este año:

Vader navideño

Vader navideño

Mis conclusiones

Hay que ser realistas, este set no va más allá de ser un regalo para un niño pequeño, al que podrás entretener durante poco más de 10 minutos al día (será lo que tarde en abrir la parte correspondiente de la caja, sacar la bolsa y montar el miniset) los días previos a Navidad. La complejidad del montaje es casi nula y la jugabilidad es parecida a la de la sorpresa de un huevo Kinder (24 veces, eso sí). Con un precio de alrededor de 30€, no es excesivamente caro, pero también sabemos que el crio en cuestión querrá luego su regalo de verdad en navidades.

A mí me ha tocado la otra posibilidad: mero coleccionismo. Y al coleccionista nadie va a pedirle racionalidad a la hora de hacer las compras, ¿verdad?

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *