Introducción a la presentación o viceversa

¿Qué hace una aprendiz de fotógrafa en un sitio como este?

Ni yo misma lo sé, pero aquí me tienen, dispuesta a compartir mis experiencias con este fantástico mundo de la imagen. Si os sirve de ayuda, ya me doy por satisfecha.

Hay una frase que dice ”La cámara no hace al fotógrafo”. Eso quiere decir, que no vas a ser un experto en fotografía solo por comprarte una réflex Nikon, Cannon, Fuji, etc…

Cámara compacta como la que muchos tenemos por casa.

Cámara compacta como la que muchos tenemos por casa.

El primer paso será usar una cámara compacta, que con mucha ayuda y empeño, sacarás fotos bastante buenas. Se diría que son cámaras de bajo presupuesto, perfectas para empezar.

Su nombre lo dice todo

Su nombre lo dice todo “Bridge”, el puente entre lo casual y lo profesional.

Pasamos a las llamadas cámaras ”bridge”.
Este tipo de cámaras están en el punto medio-bajo y medio de cámaras. Son buenas para intermedios, casi compactas, en fin, muy buenas.

Las cámaras

Las cámaras “Reflex”, el arma de todo buen profesional de la fotografía.

Y llegamos a la reina de las cámaras, la “Reflex”. Con ella vienen los problemas. No esperes sacar una foto de revista sin antes leerte el manual. Sí, ese librito tan molesto que todos mencionan y nadie se lee. Hay que estudiar todos los entresijos de sus funciones, ponerle pasión en lo que haces. Y sobre todo, practicar, practicar y practicar, la práctica es lo que hace a un gran fotógrafo.

Se te permite empezar a utilizarla en modo automático, pero no te enganches, no es justo ni aconsejable, así no se utiliza una cámara que tantos euros nos ha costado. Poco a poco has de ir introduciéndote en ese misterioso mundo de los parámetros y botones de la réflex.

En el próximo capítulo haremos una inmersión en ese gran océano que es el interior de una cámara y su manejo.

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Wersemei dice:

    Ya es casualidad el que me haya estrenado precisamente el mismo día que dedico una entrada a este blog.
    Gracias por permitirme formar parte de vuestra historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *