Series de nuestra infancia: “Ulises 31”

Hoy inauguramos una nueva sección en el blog. Como bien indica el título, “Series de nuestra infancia” (aunque se barajó la posibilidad de llamarse “La serie que nos parió”) pretende, al menos una vez al mes, recuperar aquellos programas televisivos con los que crecimos y que de alguna manera han perdurado en nuestro recuerdo.  No entraremos en valorar u opinar sobre ellas, ya que en muchos casos una revisión podría hacer caer un mito, y preferimos quedarnos con el buen sabor que nos dejó su visionado durante nuestra temprana edad.

Este primer viaje al pasado lo dedicaremos a una serie de anime con coproducción franco-japonesa y que muchos recordareis, “Ulises 31”.

Para muchos, el primer contacto con la mitología griega.

Para muchos, el primer contacto con la mitología griega.

“Ulises 31”, emitida en España por RTVE a través de la primera cadena de TVE, comenzó su emisión el 10 de octubre de 1982 y finalizó el 3 de abril de 1983, ocupando la franja horaria de emisión que antaño se reservaba para la serie infantil post-telediario fin de semana del mediodía ( aprox. 15:30). Un total de 26 capítulos de media hora de duración durante los que la chavalería quedábamos embobados delante de la televisión mientras los adultos ejercían el sagrado rito de la siesta.

La serie traslada la  historia de la mitología griega al siglo XXXI. En el primer capítulo podemos ver a Ulises, originario del planeta Troya, que a bordo de su nave espacial “Odisea”, debe viajar al planeta Zotra para salvar a su hijo y a un grupo de niños de las garras del gran Ciclope, lo que provocará la ira de los Dioses. Finalmente Poseidón enviará a la nave de Ulises a vagar por el universo del Olimpo, condenando a la tripulación de su nave a una eterna hibernación hasta que Ulises encuentre el reino de Hades, tras lo cual se les permitirá volver a la Tierra.

Otros personajes clave en la serie son: el hijo de Ulises, Telémaco; Thais, originaria del planeta Zotra, es una niña de piel azul con poderes telepáticos; Nono, el pequeño robot come-tuercas; y Shirka, el ordenador de la nave “Odisea”.

Uno de los grandes aciertos de producción de “Ulises 31” fue la gran calidad de la animación japonesa y su adaptación de la historia a los cánones clásicos occidentales. La banda sonora también fue bastante significativa, un rock de la época con muchos elementos de referencia electrónica que acompañaban perfectamente  a las secuencias de acción.

Por supuesto, ¿quién no recuerda la canción de su cabecera?  Tan pegadiza ella, y que de seguro más de uno está tarareando ahora mismo.

Como datos curiosos, destacar por un lado que el diseño y dirección de animación corrió a cargo del fallecido Dhingo Araki, más conocido como diseñador de personajes en “Los Caballeros del Zodiaco”. Y por otro lado, aunque en aquellos años no le diéramos mayor importancia, el doblaje de Zeus a cargo del inigualable Constantino Romero.

“Ulises 31” fue una serie que nos marcó a muchos en la época de los ochenta, esperando, semana tras semana que la “Odisea” llegara a Hades. Hoy en día aún se puede disfrutar de la serie mediante su edición en DVD, aunque por lo que he leído, ésta deja mucho que desear: el mismo personaje es nombrado con varios nombres, utilizados cada uno de ellos en las distintas versiones de la serie; el orden de los episodios no respeta ni el orden de emisión de RTVE ni el de la cronología de la emisión japonesa (Marca España). Eso sí, menos da una piedra.

Ains, que recuerdos… Bueno, os emplazo de aquí a un mes para recordar otro clásico. Si queréis que hablemos de alguno en particular dejadnos un comentario. Mientras tanto voy pensando mi próxima entrada ….

Uliiiiiises, lucha por el bien y por la paz, Uliiiiiises, su misión destruir el mal…

Ashphilo

Padre, marido, hijo, nieto, asiduo lector, devorador de series, cinefilo, coleccionista de mis cosas, elfo de nivel 85,.... en resumen, yo.

You may also like...

1 Response

  1. Jesús says:

    Gracias por esta entrada. Actualmente estoy viendo la serie (la original, no la versión DVD) y voy por su ecuador. Me parece una de esas series para niños que uno, más cerca de los 40 que de los 30, disfruta tanto o más que ellos. Es una opereta espacial con clara influencia de la época (esos sables de luz a lo Star Wars y ese pelazo de Ulises) y con mensajes más allá del probable entendimiento de un niño.
    Y, finalizando, decir que la Odysseus es, quizás, la nave espacial más atractiva que haya visto.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *