Introducción a la aerografía

Espectacular técnica artística, muy extendida al otro lado del charco, aunque mucho más desconocida en España, donde poco a poco se va dando a conocer también fuera del mundo “custom”.

 

No voy a hacer una lista de todas las aficiones que tengo o he tenido. No es el propósito de este artículo y muy probablemente sería incapaz de enumerarlas todas por mucho que me esforzara. Su intención es más bien servir de introducción a mi nuevo objetivo: aprender aerografía. (en realidad solo sería el último si descartásemos el violín, el iluso intento de escribir una novela postapocalíptica  o el pequeño taller de modificación de motos que hemos creado recientemente y en el que todos estamos aprendiendo unos de otros).

Un día, babeando en Youtube con videos de Harleys,  pude ver algunas motos  extremadamente personalizadas, con dibujos realmente detallados: calaveras, dragones y todo ese tipo de horteradas por las que siempre me he sentido atraído. Otras, tenían pintado en sus depósitos un fuego tan bien hecho, que parecían fotografías plasmadas en alta resolución. (que se lo pregunten a un tal Mike Lavallee, que gracias a él se recibieron varias llamadas al 911 acerca de un helicóptero volando en llamas). En ese momento pensé: WOW! yo quiero aprender a hacer eso. Y de ese modo comencé a buscar información, leer foros, ver vídeos para finalmente comprar mi primer aerógrafo+compresor e ir a mis primeras clases presenciales.

Lavallee está considerado el gurú del fuego real

Lavallee está considerado el gurú del fuego real

¿En qué consiste?

La aerografía es una técnica artística que utiliza un aerógrafo, el cual recibe aire a presión desde un compresor y lo mezcla con pintura,  “atomizandola”. La curva de aprendizaje inicial es más alta que en otras disciplinas ya que el control del aerógrafo es mucho más complicado que el de un pincel o un lápiz, pero a cambio los resultados son mucho más espectaculares, especialmente debido a la inigualable capacidad para “difuminar” que tiene este instrumento.

No, no son fotografías

No, no son fotografías

Los aerógrafos de doble acción, que son los que normalmente se usan, tienen una palanquita en la parte superior. Si se pulsa, el aire es expulsado sin pintura por el extremo delantero. Si además de pulsarla, se va empujando hacia atrás, irá saliendo progresivamente más cantidad de pintura. Cuanto el aerógrafo está más cerca de la superficie, el trazo es más fino y menos difuminado y viceversa. También hay que tener en cuenta lo diluida que esté la pintura, la presión a la que estemos trabajando y el paso que tenga el aerógrafo, más o menos grueso.

mikelavallee-Photo-19 Plantillas

Con frecuencia se usan plantillas o “máscaras” para realizar los trabajos o parte de ellos. Con ellas consigues un “mapeado” que sirve de guía para comenzar el trabajo sin tener que pintar a ojo sobre la nada. También sirven de “escudo” para tapar ciertas zonas que nos interesen, como por ejemplo cuando se usan plantillas móviles en el fuego real. Hay gente muy purista que reniegan de ellas pero para la mayoría de nosotros son una herramienta útil con la que se consiguen cosas imposibles de igualar de otro modo. En mi opinión, lo mejor es saber usar de todo para así utilizar lo que mejor se adapte a cada trabajo.

Las plantillas pueden ser de infinidad de tipos y materiales. Se pueden comprar ya hechas o hacerlas tu mismo. Puedes comprar una que te perfile la silueta de una calavera o cubrir un depósito de moto con papel de carrocero, plasmar el dibujo con papel de calco y después ir recortando y cubriendo. Las posibilidades son muchas y la elección depende de lo que se quiera conseguir. Por eso, insisto, cuantas más técnicas y productos se conozcan, mejor.

hqdefault

¿Qué puedo pintar con la aerografía?

Básicamente todo.  Desde cascos, motos, coches, camisetas, paredes, figuras, bodypainting, etc, etc etc.  Si, también la caja de tu ordenador e incluso comida, si usas pintura comestible.

¿Hace falta saber dibujar para practicar la aerografía?

No cabe dude de que ayuda bastante, pero para nada es un impedimento dibujar mal. Lo más importante es aprender a observar el entorno así como la incidencia de la luz sobre los objetos y las sombras que se producen. Yo personalmente siempre he sido pésimo dibujando.

Esto es todo por ahora. Espero poco a poco despertar en vosotros la curiosidad por las infinitas posibilidades de este arte en auge.

3 Responses

  1. Isabel says:

    Ahora solo falta que expongas aquí tus trabajos.
    Saludos y enhorabuena por ser uno mas en este grupo de “frikis locos”

  2. rene mateo says:

    gracias muy bueno.por favor enviar mas informacion

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *