Doble exposición

Aunque su nombre asusta, “Doble Exposición”, no conozco una técnica fotográfica que haya provocado tanta inspiración en los fotógrafos cómo ésta. Como fotógrafo aficionado sería una pena que dejases pasar este tema, por lo difícil que pudiera parecerte, desaprovechando el GIGANTE caudal de fotografías creativas que podrías conseguir gracias a esta técnica.

¿Exposición qué…?

En la jerga fotográfica y en este contexto la palabra “exposición” quiere decir “fotografía”, ni más ni menos. Exposición aquí es “Fotografía”. Doble Exposición es… doble fotografía.

Con la doble exposición las posibilidades creativas se multiplican. Todo lo que podías fotografiar antes ahora lo puedes hacer combinándolo con cualquier otro sujeto, objeto o motivo: efectos de cuerpos fantasmagóricos, reflejos, siluetas entretejidas unas con otras. Las posibilidades son infinitas.
La doble exposición no sólo te permite alcanzar composiciones imposibles de conseguir con una foto suelta, sino que ni con ella obtienes fotos que siquiera hubieras podido imaginar.

Si una foto vale más que mil palabras, imagínate dos. En mi opinión la doble exposición es algo muy cercano a la poesía no verbal.

Ejemplo de doble exposición:

brandon-kidwell-photography

brandon-kidwell-photography

Muy recomendable visitar su página donde encontraréis muchos de sus trabajos para inspiraros.

http://www.brandonkidwell.com/

¿Cómo tomar fotos de doble exposición?

En su origen, con las cámaras de fotos analógicas la doble exposición se conseguía disparando dos fotos seguidas, una detrás de la otra, sin pasar el film o carrete. Se usaba el mismo espacio de la película o negativo para disparar dos fotos diferentes. Una encima de otra.

Con las cámaras réflex digitales actuales existen principalmente 2 maneras de conseguir una doble exposición:

  • Disparando las 2 fotos por separado y posteriormente fusionándolas mediante Photoshop o cualquier otro programa e edición de fotografías.
  • Utilizando la función llamada “Doble Exposición” o “Exposición Múltiple” de tu cámara. No todas las cámaras ofrecen esta función extra, pero algunas sí que la tienen.
  • Tu cámara de fotos no incluye esta función de “combinado” de fotos. Tampoco tienes Photoshop o vamos a decir que no lo dominas hasta el punto de poder fusionar dos fotos en una. ¿Qué podemos hacer? Si tienes un iPhone, un iPad o un teléfono o tableta Android, se puede  Existe un sinfín de aplicaciones, muchas de pago pero algunas gratuitas, que te puedes descargar al móvil y desde allí mismo ir creando tus trabajos de doble exposición.

Consejos para una Doble Exposición espectacular

Ahora viene la parte interesante. Recuerda que aquí el artista eres tú. La cámara o los programas de edición son una simple “herramienta”, pero el creador de la fotografía eres tú.

A continuación te traigo unos cuantos consejos que te acortarán el camino del aprendizaje y te permitirán empezar a producir fotografías impresionantes desde el primer momento. Intenta incluir siempre un factor humano o animal en la composición. Una de las dos fotos tiene que contener una persona, animal o ser vivo animado. La otra foto puede contener un elemento de la naturaleza: árboles, flores, vegetación, etc. Básicamente estamos fusionando algo vivo que tiene emociones y expresiones faciales, con algo estático que es la naturaleza, un patrón, algo que sirva de fondo. Suele dar muy buenos resultados.

  1. La foto en la que aparezca el sujeto, persona o animal, intenta dispararla a contraluz. Cuanta más “silueta” aparezca y más “oscura” salga la persona, mejor resultado obtendrás.
  2. La segunda foto, la del entorno, naturaleza, pared o árboles, ésa dispárala con un nivel de iluminación correcto. No necesitas que sea subexpuesta. La idea es crear contraste entre la primera (sujeto oscuro) y la segunda (entorno bien expuesto).
  3. Como se trata de fusionar 2 fotos, ten cuidado de no caer en una fotografía final demasiado cargada de colores. Para evitarlo, procura mantener una cantidad mínima de colores en cada una de ellas. La primera foto que no tenga más de 2 colores predominantes, y la segunda pues a lo mejor 1 o 2 colores como máximo, predominantes.
  4. Si te es demasiado complicado eliminar el exceso de colores distintos, ¿Qué tal si trabajamos la foto con la idea de producir algo en Blanco y Negro?

Un pequeño vídeo para familiarizarte con esta técnica. Animaros y a probar!

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *