Demon’s Souls / Dark Souls / Bloodborne o como devolver la ilusión a un gamer

Por circunstancias de la vida y en parte también por la monotonía de los videojuegos actuales, había perdido la fe y esa ansia viva de machacar botones dedicándome a otras cosas más sanas y dolorosas (deporte).

El caso es que tocaba uno de esos fines de semana largos y me pico el gusanillo de volver a jugar. Lo último que había pasado por mis manos fueron los dos Portal (saga maravillosa si te gusta pensar) y el cuerpo me pedía guerra, ni corto ni perezoso, empecé a investigar un poco, buscando un nuevo desafío. Llevaba meses oyendo hablar del Bloodborne y viendo montones de memes sobre el Dark Souls. El señor google me indicó que había un juego anterior, un origen, entré en la play store y ahí estaba el Demon’s Souls por unos asequibles 20€. Ahí mi monedero me dijo te gastaste mucho más en peores mierdas, vamos a intentarlo.

Y ahí estaba otra vez con el mando en la mano, me resistí a mirar guías o tutoriales. Quería sentir esa dificultad que tanto hablaba la gente en internet, quería volver a los tiempos de alquilar un juego de Mega Drive, sólo por la portada sin saber a que me enfrentaba. La dinámica de los cuatro juegos es similar, así que intentaré resumir el sentimiento general de la “saga”

Empezamos con la intro, te da una pequeña pista de cómo va a ser el juego. Dolor, muerte y sufrimiento a partes iguales, os la dejo aquí para que os metáis en materia…

Creas tu personaje, un poco a ciegas, basándote en tus conocimientos básicos de rol (ladrón, mago, caballero etc.) porque… y esto se repite durante toda la “saga” el juego no te va a ayudar, ni siquiera indicar un poco. ¡Hala! búscate la vida súbete las stats que te apetezca, tienes total libertad.

Creación del personaje en Demon's Souls

Creación del personaje en Demon’s Souls

Empiezas el tutorial… piensas será fácil, ¡Ja! Aquí no regalan nada amigos, en algunos de los juegos de la “saga” te abocan a una muerte segura y en otros simplemente te putean hasta que consigues la habilidad suficiente para seguir adelante (o rendirte, aunque eso nunca es una opción) los comandos están en mensajes en el suelo y esa es la única “ayuda” que vas a tener por parte del juego, entrecomillo ayuda porque esos mismos mensajes los pondrán otros jugadores. Y claro la bondad del ser humano está vigente en internet… fíate si quieres.

Si vas a jugar líbrate de familia, amigos, móviles, esfínteres rebeldes y todo tipo de distracciones porque no hay botón de pausa, los puntos de guardado son casi inexistentes y cada muerte significa tener que volver a repetir una y otra vez la misma ruta hasta que consigues abrirte camino al siguiente checkpoint. Al morir dejas en el suelo todo lo que llevabas recolectado, sólo pudiendo ser recuperado si llegas hasta ahí. Sí amigo, puedes estar horas haciendo nada más que morir, sin subir de nivel ni avanzar. Eso sin hablar de los jefes de tamaño gigante con armas totalmente desproporcionadas que de un solo golpe te destrozan.

daemons_souls02

Pero bueno no todo es malo, cada logro, cada avance, cada cosa nueva que consigues te da un subidón de adrenalina incomparable, en contrapartida de todas esas veces que te apetece tirar el mando a la tele y prender en llamas tu propia casa.

Lo más curioso que tienen estos juegos es que lo pasas tan mal que te encantan y no sólo eso sino que además deseas recomendárselo a todo el mundo, supongo que mal de muchos consuelo de tontos. Sólo me queda deciros que lo probéis desde lo más profundo de mi corazón (risas malvadas, cortinilla de estrellas y corten).

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *