Dark Souls

“Dark Souls” es un videojuego, creado por la compañía From Software, que mezcla hábilmente los géneros de rol y hack and slash, y que se caracteriza por una gran ambientación y un alto nivel de dificultad.

El juego se desarrolla en un mundo conocido como Lordran durante los últimos días de la llamada “Edad de fuego”, que, como podemos ver en el vídeo de inicio, comenzó con la caída de los dragones que antaño reinaban el mundo. Éstos fueron derrotados por unos seres, liderados por Gwyn, el “señor de la luz solar”, dando pie al inicio de la “Era de la oscuridad” y al nacimiento de nuevas criaturas nacidas del fuego y la luz.

Pero siendo realista, la historia importa bien poco y simplemente está ahí para que te sitúes. Te puedes olvidar de ella una vez vista la intro por que ni te servirá de nada, ni encontrarás grandes referencias a ella durante el transcurso del juego. Eso si, la ambientación de “Dark Souls” es lo suficiente buena como para que no olvides que sigues en el mundo de Lordran.

Una de las pocas pantallas donde no morimos.

Una de las pocas pantallas donde no morimos.

El jugador toma el control, en tercera persona, de un ser que sufre la “maldición de los no muertos”. Seres que no pueden morir y que acaban perdiendo el juicio al ver como su cuerpo putrefacto se va degradando durante toda la eternidad. Estos seres se les conoce como “huecos”, pudiendo devolver la salud a su cuerpo a través de la “humanidad”. Lo que traducido en idioma de jugabilidad quiere decir que esos “items” son una parte muy importante para el desarrollo del juego. Más adelante lo veremos.

Las clases que podemos elegir para nuestro personaje son las clásicas de cualquier juego de rol: guerrero, caballero, aventurero, ladrón, bandido, cazador, hechicero, mago de fuego, piromantico, clérigo o desnudo (lo cual es mentira, lleva un taparrabos).

¿Qué diferencia este juego del resto?. Pues su dificultad. Si estáis hartos de los juegos actuales en los que todo es a base de prueba-error-cargo partida de nuevo-prueba-error-cargo partida… , y que quitán esa tensión que tenían los juegos añejos en los que debías pasar una fase, que como mínimo tardaba unos 15 minutos en completarla, para poder salvar la partida, éste es tu juego. “Dark Souls” está autoguardando partida constantemente, así que cualquier cosa que hagas mal ya la tienes en tu partida para siempre. El juego te obligará a estar atento a las acciones que haces ya que es imposible volver a un estado anterior. Como ejemplo, yo mismo perdí dos grandes armas mágicas al reforzarlas y no estar atento a que perdería varios bonificadores que me interesaban.

Para subir los stats de nuestro personaje necesitaremos “almas” que conseguiremos al ir eliminando enemigos. Para poder usar estas “almas” y subir el nivel del personaje tendremos que hacerlo en una hoguera donde podremos descansar de tanto combate. Pero como ya he dicho, el juego es difícil y en este aspecto el reto viene por dos lados. En primer lugar, al morir perderemos todas las almas que hemos recolectado y renaceremos en la última hoguera que habíamos visitado. Esas almas que hemos perdido aún las podemos recuperar ya que nos esperan donde hemos fallecido, pero si en el transcurso de nuestro trayecto volvemos a morir, desaparecerán para siempre al generarse, donde hemos muerto esta vez, un nuevo grupo de almas. El segundo problema, cada vez que usamos una hoguera, o simplemente renacemos, todos los monstruos que hemos matado se vuelven a regenerar.

Empieza a complicarse el tema ¿verdad?, pues esperad que hay más.

La dificultad añadida del multiplayer.

La dificultad añadida del multiplayer.

Hay dos cosas que odio de los juegos actuales; una es la forma, a veces sutil, de la que te llevan de la mano al principio de un juego para que sepas moverte por el entorno. La otra, los falsos pasillos que te obligan a ir donde ellos quieren que vayas. En “Dark Souls” es todo lo contrario, tienes un mundo totalmente abierto, y nadie te va a decir por donde ir. El mapa con el que orientarse brilla por su ausencia, y lo único que sirve para ver si vas por la dirección correcta es si el nivel de las tortas que te dan los enemigos son asimilables.

No todo en el juego serán “contras”. Durante el transcurso de nuestra aventura podremos encontrar algún NPC que nos venderán/repararán items a cambio de las preciadas almas que usamos para subir de nivel. Éstos, podrán ser invocados a las puertas de algún enemigo final para nuestra batalla. El único requisito para ello es que hayamos anulado el “hueco” mediante el uso de “humanidad” en una hoguera.

Pero “Dark Souls” no se caracteriza por darte facilidades sin que repercuta en la dificultad del juego, así que seguir leyendo. El modo multijugador está integrado en el de un solo jugador (por eso el autoguardado de la partida del que hablé antes), pudiendo así; escribir o leer un mensaje, a modo de advertencia, en el suelo para otros jugadores, o ver un reflejo de los instantes anteriores a la muerte de otro jugador, incluso, del mismo modo que podemos invocar NPC’s, podemos invocar a otros jugadores. Entonces, me diréis ¿ Donde está la dificultad de la que nos hablabas?, pues que, cuando anulamos el “hueco”, esos mismos jugadores que pueden ayudarnos también tienen la opción de invadir nuestra partida con el objetivo de matarnos. Y esto, señores, es de lo más común.

Uno de los primeros Bosses que nos encontraremos.

Uno de los primeros Bosses que nos encontraremos.

Los enemigos son muy variados, teniendo cada uno su propio sistema de combate. Ya os anticipo que no vale acercarse y pegar, tendréis que ver como actúan y adivinar de que forma vencerlos. Y ya no hablemos de los Bosses finales, que solo viendo su tamaño en pantalla te haces “caquita”. En este aspecto, el juego me ha recordado bastante a “Monster Hunter” y sus espectaculares combates.

En definitiva un juego que aunque sea difícil, te reta a seguir jugando para conseguir vencer a ese enemigo que parece inmortal, y que promete muchísimas horas de juego (y muertes). La versión para PC lleva un sobrenombre de lo más adecuado “Dark souls. Prepare to die Edition”. Ésta edición viene con el DLC “El Abismo de Artorias” y acceder a él no es cosa fácil. En caso de que os desesperéis (tanto por saber por donde ir, como derrotar un Boss, o simplemente, como acceder al DLC), la comunidad de jugadores ha tenido a bien colgar multitud de videoguías en “youtube” para que no os estanquéis.

Ashphilo

Padre, marido, hijo, nieto, asiduo lector, devorador de series, cinefilo, coleccionista de mis cosas, elfo de nivel 85,.... en resumen, yo.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. montealegre dice:

    Buenas, me estreno comentando en el blog y que mejor sitio que en la entrada de Dark Souls.

    No lo he jugado a PC, pero si a PS3.
    Si en PC viene como edicion “prepare to die” es que no ha perdido el “espiritu”.

    Impresionante juego.
    Solo requiere para jugarlo, no ser un pusilánime y tener paciencia, mucha paciencia.
    Y solo requiere para acabarlo, tener todavia mas paciencia, muy buenas manos y todavia mas paciencia.

    Este juego es un reto total y completo. Son de esos que ya no se hacen.

    Buenisima esta frase
    “lo único que sirve para ver si vas por la dirección correcta es si el nivel de las tortas que te dan los enemigos son asimilables”
    Perfecta, sin lugar a dudas, nada como morir catorce veces (o mas) ante un tío un poco grandote, y con un espadón enorme, para saber que hasta dentro de un par de semanas por ese túnel donde esta él, no vas a pasar.

    Cualquiera que se haga llamar “Gamer” tiene que tener este juego y tiene que jugarlo para volver a sentir la dificultad en un videojuego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *