Crítica: “Snowpiercer” (Rompenieves)

El director coreano Bong Joon-Ho (“The Host”, “Crónica de un asesino en serie”) es uno de los pocos privilegiados que ha estrenado alguna de sus películas en salas comerciales de fuera de Corea del Sur. Su último film lo ha tenido más fácil al tener una participación Americana en su producción, y muchos serán los que por fin conozcan por primera vez a este interesante creador de buenas historias.

La filmografía de Bong Joon-Ho es bastante extensa pero, en algunos casos, ha sido misión casi imposible encontrar proyecciones de sus películas en salas de cines. Mi primer contacto con este director fue gracias a que antes era asiduo a los pocos, pero interesantes, pases del cineclub. Es allí donde disfrute de “Crónica de un asesino en serie”, película donde ya pude atisbar como su visión de la típica historia de asesinato y posterior captura de sospechoso, parecía ser muchísimo más real que la que solemos ver en filmes Americanos del mismo género.

D20

“The Host”, una de las mejores películas de bichejos.

Años después, y también mediante cineclub, disfrute de “The Host”. Esta vez teníamos en pantalla a un enorme criatura que vive en las poco profundas aguas de un río que cruza Seul, aterrorizando a los habitantes de las zonas circundantes. Pero lejos de pretender ser la típica cinta palomitera, Bong se olvida del más que manido argumento con despliegue militar que hemos visto centenares de veces en las producciones Americanas, y nos regala una bonita y cruda historia humana. Posteriormente fue estrenada en algunos cines comerciales, lo que era un augurio de lo que sucedería a posteriori con este director.

Y efectivamente, al igual que ha pasado con otros autores de los que sólo podemos disfrutar en salas especializadas (ahora me viene a la mente Takeshi Kitano con su “Brother”), el dinero Americano ha llamado a la puerta de Bong para coproducir su siguiente film, y así dar a conocer al mundo entero a éste genio.

Es por ello que “Snowpiercer” ha conseguidos ser la película de Corea del Sur más cara de la historia del cine hasta la fecha. Una cinta con actores de aquí y de allá, para contarnos una historia de ciencia ficción basada en la novela gráfica “Le Transperceneige”, de los autores Jean-Marc Rochette y Jacques Loeb.

La película empieza explicándonos que un experimento que pretendía solucionar el problema del calentamiento global, falla, y da como resultado la congelación total del planeta y la imposibilidad de toda vida posible en la Tierra. Los únicos supervivientes fueron los pasajeros del Snowpiercer, un tren impulsado por un motor de movimiento eterno y que recorre constantemente el mundo entero.

El muy buen acertado casting de "Snowpiercer".

El muy buen acertado casting de “Snowpiercer”.

Los vagones de este tren son un claro reflejo, en clave de crítica, de las diferentes clases sociales, la lucha por los derechos de los más desvalidos y los abusos de los que están arriba (en este caso, los que ocupan los primeros vagones del tren). Y como siempre en estas situaciones, una revuelta de los del último vagón para tomar la maquinaria que ahora impulsa el mundo, da inició a ” Snowpiercer”.

Sí eres de los que esperan una cinta de acción, aderezada con grandes efectos especiales, olvidate. Quizás su premisa, y que su actor principal sea Chris Capitán América Evans, de una falsa visión de lo que “Snowpiercer”  nos mostrará en pantalla. Y es que tiene todos los ingredientes para parecer lo que no es. Además, uno puede pensar que al pasar toda la acción dentro de un tren, y ser una película de origen Coreano, esas distancias cortas puedan favorecer las escenas de toñinas.

Pero como he indicado al inicio de esta entrada, el director suele alejarse de convencionalismos, y acaba regalandonos una muy interesante película de ciencia ficción con personajes más bien reales, interpretados con maestría por el buen reparto del film. La historia, de género fantástico, es algo inverosímil pero necesaria para desarrollar lo que en el fondo es una crítica a la sociedad mundial actual.

Que no se asuste nadie, por supuesto que la película tiene escenas de acción, aunque me gustaría indicar que a mi se me hicieron algo cansinas al incluir el recurso de cámara lenta en dichas escenas. Pero si por algo me gustó “Snowpiercer”, fue por su original planteamiento del futuro distópico, y lo bien hilado que está todo para que quede creíble. A destacar también las interpretaciones de todo el reparto, en especial las de Tilda Switon y Ed Harris.

En definitiva, una película de ciencia ficción que destila una realización muy cuidada, pero que de seguro no convencerá a todos, sobretodo si van equivocadamente a ver otro tipo de film.

Ashphilo

Padre, marido, hijo, nieto, asiduo lector, devorador de series, cinefilo, coleccionista de mis cosas, elfo de nivel 85,.... en resumen, yo.

También te podría gustar...

2 Respuestas

Responder a cuñao Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *