Crítica: “El hobbit: La batalla de los cinco ejércitos”

Sabemos que hacemos tarde al traeros nuestra opinión sobre la última entrega de “El Hobbit”, pero como ya sabéis, entre las vacaciones y las entradas de obligada publicación, el tema se ha quedado en la recamara durante bastante tiempo. Pero por fin ha llegado el día que muchos esperaban, ese en el que publico mi critica y todo el mundo me zumba por mi visión personal. Nada, para eso estamos.

Espectacular cartel de

Espectacular cartel de “El Hobbit”

“El Hobbit: La batalla de los cinco reinos” retoma la acción donde lo dejó su predecesora, en la que, como si del cliffhanger de final de temporada de una serie se tratara, nos dejaba con el dragón Smaug en pleno ataque a la ciudad del Lago Largo, tras su lucha con Bilbo y los enanos por la Piedra del Arca. Y así, sin tiempo de poder recordar que había sucedido en la anterior película, empieza esta nueva entrega.

La verdad es que la “ardiente” batalla de Smaug contra la ciudad dura más bien poco, y su resolución, conocida por todos los que se hayan leído el libro, y previsible si habéis visto “La desolación de Smaug”, llega sin haber pasado ni el primer cuarto de hora, lo que le lleva a uno preguntarse que maniobra había para dejar esta parte fuera de la anterior película. Quizás se dieron cuenta que el interés de la gente por ver tres películas, alargadas sobremanera, caería tras ver la segunda entrega. Lo cierto es que tras ver las recaudaciones del primer fin de semana de “La batalla de los cinco ejércitos”, la jugada les ha salido bien.

En cualquier caso, al final (ojo, semi-spoiler) Erebor queda libre de la gran amenaza que representaba Smaug, y pasa a convertirse en el sueño de los enanos, la esperanza de los supervivientes de la isla del lago, y para los huestes del ser oscuro, el punto estratégico necesario para la batalla, que en un futuro próximo, asolará la Tierra Media. Todo ello desencadenará en una gran batalla en la que las diferentes razas deberán unir fuerzas para derrotar al ejercito de un enemigo común, al que se le suponía enterrado y encerrado muchos años atrás.

Repite todo el equipo de las anteriores entregas, ya que se filmaron todas a la vez, así como los respectivos cameos de algunos personajes de la trilogía de “El señor de los anillos”, y digo cameo porqué en muchos casos es eso, meras apariciones, como el de Saruman (Christopher Lee) o Galadriel (Cate Blanchet), que esperamos se conviertan en algo más cuando podamos catar la edición extendida a las que nos tiene acostumbrado Peter Jackson. Si, parece increíble, pero por lo visto un libro como “El hobbit” da para más de tres películas de dos horas largas cada una. Vamos, que al final se tardará menos en leer el libro que en ver los susodichos Blu-Ray’s.

Pero lo importante ¿qué tal está la película?. Pues si me preguntáis a mi, bien. Ya se que muchos aprovecháis que se estrena en esas fechas navideñas, y vais a al cine a ver “El Hobbit” con esas camisas feas que os han regalado, con la certeza que os rasgareis las vestiduras tras ver la retaila de despropósitos y cambios a los que nos tiene acostumbrados Peter Jackson. Que a estas alturas escuche despotricar sobre esta adaptación, no tiene perdón de Eru. ¿Acaso alguien esperaba un cambio de rumbo en la sexta película basada en la Tierra Media, cuando detrás del proyecto está el mismo equipo creativo de siempre?. Yo es que no se que contestar a la gente que pone a parir la película porque se inventa cosas (que si Saruman no sale en el libro, la batalla no dura tanto, al final no sale Balin,…), o se ríen de las acrobacias de Legolas en la famosa escena del puente… vamos a ver señores, ¿estáis hablando del elfo que hacía surf con un escudo, o derribaba un Olifante haciendo piruetas en la anterior trilogía?. La gente se queja por vicio, o simplemente va al cine ve la película por criticar.

Watson y compañía van a vérselas con Sherlock.

Watson y compañía van a vérselas con Sherlock.

“El Hobbit: La batalla de los cinco ejércitos” es más de lo mismo. Su gran diferencia con respecto a las dos anteriores es que en esta entrega no se produce esos altibajos en la narración que desembocaban en largos momentos de aburrimiento, acrecentados por un innecesario estiramiento de la adaptación de un libro que no daba para tanto. Este cambio consigue en el espectador un interés por lo que está viendo, que desde la anterior trilogía no se había conseguido.

Por mi parte, antes de ir al cine, revisioné las dos películas anteriores con mi hija, y aunque ella quedo encantada, a mi hubo partes que se me hicieron muy cuesta arriba, sobretodo en la primera entrega. Con “La batalla de los cinco ejércitos” no ha sido así, tanto por las escenas de acción (algunas demasiado alocadas) como por ver que se van cerrando las diferentes tramas, quede atrapado, y lo que en principio eran más de dos horas, se me pasaron como si hubieran sido menos de una.

Espectaculares localizaciones. para una megaproducción como esta.

Espectaculares localizaciones. para una megaproducción como esta.

Ahora bien, tan cierto es que considero esta última parte como la mejor de la nueva trilogía, como que tampoco es que me parezca una gran película. Su uso excesivo de los cromas y CGI’s, crean la falsa sensación de estar viendo una película de animación con humanos integrados. Vamos que al final, si cambiamos ordenador por animación tradicional, quedaría un producto bastante parecido a lo que fue la adaptación de “El Señor de los Anillos” por parte de Ralph Bakshi.

En resumen, y a titulo personal, la película es divertida, entretenida y digna de ver en pantalla grande (sobretodo en ese magnifico 3D HFR). Un producto que con sus añadidos consigue conectar perfectamente ambas trilogías (me ratifico tras ver después “La compañía del anillo”) y hacer más grande la Tierra Media.

Ashphilo

Padre, marido, hijo, nieto, asiduo lector, devorador de series, cinefilo, coleccionista de mis cosas, elfo de nivel 85,.... en resumen, yo.

También te podría gustar...

3 Respuestas

  1. Ulvien Moonshine dice:

    También hice un revisionado antes de verla y a mi me gustó mas que la primera pero menos que la segunda, cierto que tiene partes entretenidas, pero, y sin entrar en comparaciones con el libro, tiene par de cosas que no es que no me gusten, es que me desagradan y se me hizo laaaaaaarga de narices. Eso si, los enanos molan, molan mucho.

  2. Bardo dice:

    Un sobrado de EEUU ha hecho un montaje de la trilogía eliminando toda la broza, la ha dejado en 4 horitas largas y ya esta descargable por ahí.

    Hay que echarle un ojo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.