Crítica: “Doctor Extraño”

“Doctor Extraño” es la segunda película de la llamada Fase 3 del Universo Marvel cinematográfico. Un nuevo superhéroe que añadir a la ya extensa lista de defensores del bien que nacieron hace unos cuantos lustros en las páginas de la casa de las Ideas, y que desde 2008 están siendo adaptadas (readaptadas en algunos casos) con éxito a la gran pantalla. Si bien es cierto que Doctor Extraño nunca ha sido uno de los héroes más destacados del plantel de Marvel, el buen recuerdo de otras adaptaciones de otros personajes de segunda fila como fueron Ant-Man o Guardianes de la Galaxia, han conseguido que en casa le demos una oportunidad a cualquier cosa relacionada con el UMC, sobretodo porque al final sabes que todas estás películas, relacionadas entre si, acabarán, esperemos, en una cinta final multiorgásmica para el fiel lector de Marvel (como el que firma este articulo).

strange“Doctor Extraño” es quizás una de las cintas más alejadas hasta la fecha del resto de adaptaciones de personajes de la Marvel. Si bien ya hablamos en otro articulo de que el origen del personaje era muy distinto del resto de superpoderosos, y que su habilidad especial era la magia, sabíamos que el tono de esta adaptación no iba a parecerse a nada visto hasta ahora. Desde Marvel Studio debieron pensar igual, y por ello le dieron la batuta de este proyecto a Scott Derrickson, director habitual de cintas de terror como “El exorcismo de Emily Rose” o la saga “Sinister”.

Ante nosotros tenemos una de las mejores películas de origen de personaje. El tortuoso viaje de Extraño (a quien da vida Benedict Cumberbatch) es quizás una de las partes más interesantes de la cinta. Al inicio podemos ver al Doctor arrogante y millonario, cual Tony Stark, y al que el destino le tiene preparado un viaje en el que aflorará su mayor temor; perder su modo de vida. Pero lejos de rendirse, Extraño iniciará una búsqueda para volver a ser quien era, perdiendo en el proceso todo lo que tenía, y dejando de lado a su Pepper Potts particular (Christine Palmer, a quien da vida Rachel McAdams) para encontrar su salvación. Al final, tras perderlo todo, encuentra su destino en forma de El Anciano (Tilda Swinton), quien le muestra un camino inexplorado por Doctor Extraño, y para el cual deberá olvidar todo lo conocido hasta ahora.

Quizás “Doctor Extraño” sea una de las cintas más alejadas del resto del UMC, haciéndola mucho más accesible a otro tipo de público, y a la vez evitando repetir una formula que empieza a estar un poco saturada. Una de las criticas que se le puede hacer a esta puesta en escena tan seria es la inclusion de unas cuantas escenas cómicas (supongo que a petición de Disney) que desentonaban totalmente con el resto de la narrativa y te sacaban por momentos de la película.

Por otro lado, sus efectos especiales son dignos de ver en pantalla grande. No os podéis perder esas escenas a lo “Origen” en el que la ciudad se pliega en múltiples ángulos, y en la que el interior de los edificios son multiplicados y girados cual imágenes fractales. Una de las cosas que más me han maravillado, pero supongo que el no-lector no habrá apreciado, es la adaptación tan fiel de la dimensión oscura y ese grandioso Dormammu.

La dimensión oscura en el cómic.

La dimensión oscura en el cómic.

En resumen, otra buena adaptación de la Marvel (no es la mejor, pero tampoco es la peor) muy diferente a lo que nos tienen acostumbrado, que gustará tanto a los que estén cansados de tanto superhéroes superpoderosos, como a los que sigan la continuidad dentro del UMC (que la tienen, y si no quedaos tras los créditos para comprobarlo).

Ashphilo

Padre, marido, hijo, nieto, asiduo lector, devorador de series, cinefilo, coleccionista de mis cosas, elfo de nivel 85,.... en resumen, yo.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *