Clásicos del cine: “El hombre que mató a Liberty Valance”

Que digo yo que alguien tendrá que poner contrapeso a tanto Lego y Star Wars de mi hermanísimo. Así que con su permiso, y el del resto de colaboradores en KLBA, nos damos un paseo por el cine clásico.

Esta vez vamos a rendir homenaje a un antihéroe: Tom Doniphon renunciando a todo de la mano de John Ford en El hombre que mató a Liberty Valance. Para una servidora una de las mejores películas de la Historia del Cine.

Poster de la película.

El hombre que mato a Liberty Valance

En ella vemos a un anciano senador del Congreso de los Estados Unidos, Ransom Stoddard (James Stewart), llegar con su mujer Hallie (Vera Miles) a Shinbone, un pequeño pueblo del oeste, para asistir al funeral de un viejo amigo, Tom Doniphon (John Wayne). Allí relata a un periodista la historia que le convertiría en leyenda, la del hombre que mató Liberty Valance.

El hombre que mato a Liberty Valance

Aunque de factura clásica, la película marca el inicio del western crepuscular. Ford muestra el ocaso del salvaje oeste, inculto y violento, donde impera la ley del más fuerte y lo contrapone con la llegada de la civilización y el progreso de la mano del ferrocarril, la educación, las leyes y la democracia. Estas dos épocas y dos formas de ver el mundo son representados por un lado por los personajes de Doniphon (un Wayne rudo y valiente) y su alter ego Liberty Valance (un cruel y sádico Lee Marvin) y por otro por el de Stoddard (un idealista Stewart). Es la Historia del Oeste, pero es también una hermosísima historia de amor, amistad, principios y sacrificio.

El hombre que mato a Liberty Valance - El cactus

El simbolismo del cactus, la escena de la cantina donde se enfrentan Valance y Doniphon, la asamblea para escoger delegado, los monólogos de Peabody (el editor del periódico, magnífico Edmond O´Brien), la lealtad del fiel Pompey (Woody Strode como ayudante de Doniphon), nada sobra en dos horas de metraje que se pasan en un suspiro.

El hombre que mato a Liberty Valance

Es una película redonda, compleja en sus ambigüedades y moralidad, nostálgica, llena de matices, contradicciones y grandes personajes (impagables los secundarios).

Pasen y vean. Y Disfruten.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *