Clásicos del cine: “Pero… ¿quién mató a Harry?”

Esta semana os recomendamos una de las películas más desconocidas de Alfred Hitchcock: “Pero… ¿quién mató a Harry?”

Pero-quien-mato-a-Harry01

Rodada en 1955 tras Atrapa a un ladrón (con la que comparte guionista), es una de las obras menores de su director y según él dice, una de sus película favoritas. Un film que rodó con mucha libertad, con un bajo presupuesto y actores desconocidos.

Un bucólico día de otoño, en un bosque, un niño de 4 años encuentra un cadáver, el de Harry.  Un viejo capitán (Edmund Gwenn) es el primero en creer que es el responsable de su muerte. A la luz del día, en un idílico paisaje otoñal de colores rojizos casi de cuento, diversos personajes se van cruzando con el muerto.

Hitchcock se basa en el libro del mismo título de Jack Trevor, que él había leído 5 años antes y en el que encontró un humor negro muy de su gusto.

Pero-quien-mato-a-Harry02

La película supone el debut de Shirley MacLaine en el cine. Interpreta a Jennifer, la madre del niño que encuentra a Harry y su viuda. El cuarteto protagonista lo completan actores poco conocidos o secundarios: Edmund Gwenn (en una de sus ultimas películas) es el capitán Albert Wilesy, John Forsythe (futuro patriarca de Dinastía), es el pintor Sam Marlowe y la inolvidable Mildred Natwick (Descalzos en el parque, El hombre tranquilo) es la señorita Gravely, la solterona del pueblo.

Pero-quien-mato-a-Harry03

La música corre a cargo del gran compositor cinematográfico Bernard Herrmann, autor de algunas de las mejores bandas sonoras del cine (Ciudadano kane, El cabo del terror, El fantasma y la Sra. Muir, o Taxi driver). “Pero… ¿quién mató a Harry?” es su primera composición para Hitchcock y el inicio de una fructífera relación. Trabajarían juntos en las siguientes 7 películas del maestro, entre otras Vértigo, Con la muerte en los talones, Marnie la ladrona o Psicosis.

Atípica y curiosa, es un divertimento en el que Hitchcock le da la vuelta a su recurrente tema del falso culpable presentándonos a unos personajes que creen todos serlo. Sazonado con un humor negro y absurdo, da como resultado una desconcertante y entretenida película. La excéntricocandor de sus protagonistas provoca hilaridad. Solo hay ver las primeras reacciones al ver a Harry y las veces que entierran y desentierran aun cadáver del que nunca se ve nada más que lo pies.

Pero-quien-mato-a-Harry04

Hora y media de una disparatada, esperpéntica y ligera comedia negra de enredos.
Pasen, vean y disfruten.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *