Clásicos del cine: “El hombre tranquilo”

Nuestra recomendación para esta semana es una de mis películas favoritas. Obra maestra entre todas las obras de John Ford.

El hombre tranquilo narra el regreso de Sean Thornton  (John Wayne),  un exboxeador norteamericano, a su Irlanda natal escapando de su pasado. Al llegar compra su casa familiar y los terrenos que la rodean, pero choca con los intereses de Will Danaher (Victor McLaglen). A la vez se enamora de su hermana Mary Kate (Maureen O’Hara). Para conseguirla deberá luchar contra la oposición de Will y la propia Mary Kate, aferrada a sus tradiciones familiares y su inseparable dote.

El-hombre-tranquilo-01

La película es una bellísima historia de amor con un tono de comedia. Amor y romanticismo en la pareja protagonista, en un continuo tira y afloja. Amor de Ford a su Irlanda natal, sus habitantes y sus tradiciones.

El-hombre-tranquilo-02

La construcción de personajes y dirección de actores del maestro Ford es impecable. Wayne está inmenso en cada mirada y cada gesto, con esa fisicidad suya tan característica. Dándole réplica aparece una guapísima Maureen  O´hara como la temperamental Mary Kate. La química entre ambos traspasa la pantalla. Fue su segunda película juntos, después de Río Grande (1950), y juntos rodarían 4 más.

El-hombre-tranquilo-03

El elenco de secundarios es de lujo: Barry FitzGerald como el casamentero y cómplice Michaleen Oge Flynn. Su primera aparición, en la escena inicial de la estación del tren es antológica.  El fordiano Victor McLaglen como  el bravucón Will, enemigo de Thornton y hermano de Mary Kate y Ward Bond como el reverendo Peter Lonergan son parte de un reparto excepcional que acompaña a la pareja protagonista.

El-hombre-tranquilo-04

El guión del habitual Frank S. Nugent, basado en una historia escrita por Maurice Walsh, es muy trabajado, lleno de matices y detalles, cuyas piezas encajan a la perfección y en el que encontramos ecos y alusiones a Shakespeare.

La banda sonora de Victor Young incluye canciones populares irlandesas y crea el ambiente perfecto. A destacar también los colores y la fotografía de la película, brillantemente realizada por Winton C. Hoch, con planos que parecen pinturas.

El-hombre-tranquilo-05

Dos horas de placer cinéfilo para disfrutar de principio a fin con escenas imborrables: el beso bajo la lluvia (puro erotismo), el beso en la cabaña con el viento (homenajeado por Spielberg en E.T.), la carrera de caballos, y la inolvidable y larga (5 minutos) pelea final por nombrar solo algunas de las más recordadas.

El-hombre-tranquilo-06

Homérica. Pasen,  vean y disfruten.

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. lluis dice:

    ¡Cómo me gustan estas reseñas! Son incitantes, tengo que volver a verla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *