Celsius 232: 2016, qué bien salen las cosas cuando se hacen bien.

Esta pasada semana pudimos disfrutar en tierras Avilesinas de la quinta edición del festival Celsius 232. Muchos de los lectores asíduos ya lo conoceréis, pues hemos hecho breves crónicas del mismo en ediciones pasadas. KLBA estuvo por allí, como en otras ocasiones, para disfrutar con las charlas de autores como Joe Abercrombie (padrino de facto ya, a estas alturas, del festival), Ian McDonald (que resultó ser un tipo de lo más simpático), Richard Morgan o Javier Sierra (por nombrar a uno de los muchos autores patrios que visitan el festival).

Charla Javier Sierra

Fascinante la charla de Javier Sierra sobre las claves ocultas en algunas obras del Museo del Prado.

No sólo este festival es una auténtica delicia para el fanático de los géneros de ciencia ficción, fantástico y terrorífico, sino que además, comienza a asemejar a una bola de nieve que rueda por una ladera. A las muchas actividades asociadas y paralelas que ya habíamos podido disfrutar los últimos años (demostraciones de esgrima medieval y renacentista; el mashup escenográfico de Hijos de Mary Shelley; la animación de ambientación Star Wars a cargo de Orden 66 y Legión 501; las charlas sobre las series de nuestra vida; el ciclo de presentaciones “letras y bits” sobre la confluencia entre literatura y videojuegos; la noche innombrable del inefable Jesús Palacios, que este año nos dedicó todo un Nazi Horror Picture Show; cine en la calle, …), se le están añadiendo muchos más eventos y actividades que denotan la buena salud de la que goza un festival que está creciendo a un ritmo controlado pero constante.

Charla Francesca Haig

La charla de Francesca Haig también fue una de las más concurridas

Por ejemplo, este año los juegos de rol y de mesa han cobrado protagonismo de la mano de Hangar Rebelde, aumentando su presencia en las charlas oficiales con mesas redondas y presentaciones de juegos, así como en las actividades paralelas, con más partidas de demostración a lo largo de todo el festival y talleres de juego en familia para acercar este tipo de ocio a la gente que no lo conoce. Del mismo modo, los chicos de Manlima Cosplay, que ya nos deleitaron el año pasado con su excelente trabajo para recrear los personajes de Andrej Sapkowski, han recogido el guante y presentado varias charlas y talleres sobre cosplay que han tenido muy buena acogida. Incluso se han organizado en paralelo cenas ambientadas con temática Lovecraftiana a cargo de los chicos de Yurmuvi, en colaboración con el hotel 40 nudos. También comentar que este año, por primera vez, las charlas estuvieron grabándose en video, con lo que imagino que a no tardar mucho se publicarán para que quienes no hayan tenido la oportunidad de visitar el festival puedan verlas.

Juegos de mesa

La vertiente lúdica más presente que nunca en esta edición. Un gran acierto desde nuestro punto de vista.

En definitiva. El Celsius ha demostrado este año no sólo que definitivamente está aquí para quedarse, sino que, además, es mucho más que un sitio donde los frikis más recalcitrantes van a la caza de un autógrafo, abriendo su abanico de actividades y entretenimiento a un público cada vez más amplio y de un modo más variado.

Las comparaciones resultan odiosas, y por eso no vamos a hacerlas, pero no podemos menos que destacar lo satisfactorio que resulta ver cómo una aventura de esta magnitud, que además crece año a año, se ejecuta con una precisión digna de una sonata de Bach. Por supuesto, ha habido fallos y problemas de organización, negarlo sería hipócrita, aparte de que es prácticamente imposible que un evento como éste vaya sobre ruedas de principio a fin. La caída de cartel de Michael Moorcock, de hecho, ha significado un importante varapalo a la credibilidad del festival tras sufrir el año pasado la cancelación del ya citado Sapkowski. No obstante, ver cómo las charlas y presentaciones se ejecutan con una perfecta coordinación, comenzando y terminando a su hora, sin traslocaciones ni cambios y con una eficiencia casi robótica, es algo digno de elogiar.

Joe Abercrombie y Diego García Cruz

Dos cracks en escena: El autor Joe Abercrombie (izquierda) y el intérprete oficial y parte indispensable de la organización Diego García Cruz (derecha)

Comentar también que este año se ha hecho entrega de los primeros premios Kelvin 505, cuyo jurado y resultados podéis ver en la web que enlazamos, y cuyo principal ganador: Las primeras quince vidas de Harry August, de Catherine Webb se ha hecho un hueco en mi, ya de por sí larga, lista de lecturas pendientes.

Si el año que viene tenéis días libres entre el 19 y el 22 de Julio y queréis pasaros por Asturias, el festival Celsius 232 os brinda una excusa ideal. Los invitados de honor de la edición del año que viene, si nada se tuerce (cruzando los dedos), serán Joe Abercrombie, Ann Leckie, Joe Hill y Mike Carey. ¡Pasaremos lista!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *