Mini-review y sorteo de “Thomas was alone”

A día de hoy, el mundo del videojuego está inundado de títulos de gran calidad. No hay mes que no salgan un par de triples A, haciendo que pequeñas producción se vean relegadas a un segundo o tercer plano, siendo muchas veces olvidadas por completo por la comunidad gamer. Cierto es que si algún videojuego quiere estar a la altura de sus hermanos mayores, no le queda otra que destacar por su calidad, jugabilidad, hacer una gran campaña de marketing y apiadarse al gran dios Newell.

“Thomas was alone” no jugaba ni en la segunda ni tercera división. Era un proyecto creado por un solo hombre, Mike Bithell, bajo la plataforma Flash para jugarse desde cualquier navegador. Pero cuando un juego es bueno y  tiene una calidad aceptable, el boca-oreja se encarga de hacerte la publicidad necesaria para dar a conocer el producto a toda la comunidad gamer.

Un juego minimalista sobre la amistad y los saltos.

Un juego minimalista sobre la amistad y los saltos.

Y así es como este juego de bajo presupuesto ha conseguido pasar de ser un humilde proyecto para Flash, a estar presente para las plataformas de Windows, OS X, PlayStation 3, PlayStation Vita, Linux, iOS, Android, y a partir del mes de noviembre en PlayStation 4, Wii U y Xbox One.

“Thomas was alone” es un juego sencillo, de un solo jugador, y que podría englobarse tanto en el género de las plataformas como en el del puzzle. Su premisa es bastante sencilla: manejamos un cuadrado, con la capacidad de saltar, al que tenemos que colocar en una parte concreta del nivel. Tal como avancemos por los diferentes niveles, la complejidad de estos aumentará, y tendremos otras piezas geométricas 2D (un cuadrado más grande, una barra horizontal, una vertical,…), cada una con diferentes capacidades (doble salto, posibilidad de flotar en el agua, salto más largo) a las que, para seguir avanzando pantallas, tendremos que colocar en su respectivo punto de salida del nivel.

Así a simple vista puede parecer un juego simplón y monótono, pero la gran diferencia con títulos semejantes a éste son muchas; dotar con argumento al juego, consigue que no sientas que estás simplemente pasando pantallitas. Las figuras geométricas son las protagonistas de esta aventura, y como tales, tienen personalidad propia. Todo ello narrado con la voz en off del humorista Danny Wallace, ganador de un premio BAFTA por este trabajo, que nos guía y nos sumerge más aún a este pequeño universo 2D. Y como guinda del pastel hay que mencionar la música por parte de David Housden, demostrando que en la simplicidad está también su grandeza.

En resumen, un juego sencillo pero de una jugabilidad endiablada. Si sois amantes de los puzzles, los plataformas, las buenas historia, disfrutais de una buena ambientación,…. os encantara “Thomas was alone”.

Y como acabamos de cumplir el primer año de vida del blog, hemos decidido regalar una copia del juego. Si queréis participar, simplemente tenéis que compartir esta entrada en twitter o Facebook (si lo hacéis en las dos, tendréis el doble de oportunidades). El ganador se llevará una copia para la plataforma de juegos Steam (Windows o Mac). El sorteo se celebrará el sábado 11 de octubre y el domingo haremos público, por twitter y Facebook, el nombre del ganador.

Suerte a todos.

Ashphilo

Padre, marido, hijo, nieto, asiduo lector, devorador de series, cinefilo, coleccionista de mis cosas, elfo de nivel 85,.... en resumen, yo.

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Isabel dice:

    Enhorabuena por el nuevo formato de la página…¡¡me gusta!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *